El joven parricida de Paterna pasa a disposición judicial

R. V. VALENCIA.

La Policía Nacional confirmó ayer que había pasado a disposición judicial el joven de Paterna que fue detenido el viernes después de acabar a tiros con la vida de sus padres. Según las investigaciones, David J. B., de 35 años de edad, empleó para el crimen la escopeta repetidora de su padre, aficionado a la caza.

Tras cometer el crimen dijo: «He matado a mis padres por no dejarme ir a por marihuana». Según la familia, el parricida sufría una discapacidad mental y adicción. David tenía antecedentes policiales, pero nunca fue detenido por agresiones a sus padres u otras personas.

El día del crimen se conoció que el Ayuntamiento de Paterna había ofrecido a la familia del joven la posibilidad de internarlo en un centro especializado por su discapacidad e incluso incapacitarlo, pero sus allegados nunca llegaron a iniciar los trámites.

El alcalde de la localidad, Juan Antonio Sagredo, explicó al respecto de esta situación que «no hubo esa voluntad por parte de los familiares».

Fotos

Vídeos