Investigan una venganza por celos en el crimen de un italiano en el Grao

La víctima, tras ser agredida en diciembre por el sospechoso del crimen en Italia. / estense.com

La policía detiene en Italia a un compatriota amigo del pueblo de la víctima sospechoso de desplazarse a Valencia para estrangularlo

J. A. MARRAHÍ VALENCIA.

Marcello C., un italiano de 32 años, había decidido dejar atrás su pueblo, poner tierra de por medio y buscar trabajo en Valencia. Su principal propósito era huir de Eder G. M., un compatriota de su misma edad que ya le agredió y se la tenía jurada, según reflejan varios medios de comunicación italianos y confirman fuentes próximas a la investigación. El domingo de madrugada, Eder estranguló presuntamente a la víctima en el patio de una vivienda del Grao de Valencia. Horas después, fue arrestado cuando regresaba a Italia tras consumar supuestamente el crimen.

Marcello, originario de Ferrara, en el norte de Italia, era muy querido por la comunidad de este país residente en Valencia. Había encontrado trabajo como camarero de un bingo. Tal y como informó LAS PROVINCIAS, el homicidio se produjo el domingo de madrugada. Al parecer, Eder, que se había desplazado desde Italia en coche, le esperaba en el portal de su casa de la calle Juan Bautista Llovera y fue allí donde presuntamente lo estranguló con una cuerda fina.

A continuación, según las investigaciones, regresó a Italia en coche. Pero las pesquisas de la Policía Nacional fueron rápidas. Se confirmó la identidad del principal sospechoso y se tramitó con urgencia una orden internacional de búsqueda y detención. Gracias a esta gestión, el presunto homicida fue detenido sobre las 00.30 horas de ayer en la localidad italiana de Ventimiglia, cerca de la frontera con Francia.

El crimen ha causado conmoción en Italia, en especial en la localidad de Pontealegoscuro, un municipio de unos 6.000 habitantes al norte de Ferrara. Según recoge Il Corriere della Sera, Marcello y Eder llegaron a ser amigos, pero su relación se enturbió por una joven. Y el sospechoso, movido por los celos, desató todo su odio y violencia contra Marcello.

Hasta el punto de llegar una brutal agresión que, como explica el digital italiano Estense.com, se produjo el pasado mes de diciembre. La víctima recibió varios golpes en el rostro con un objeto contundente. La agresión, de acuerdo con este medio italiano, requirió más de 50 puntos de sutura. Siempre según la prensa italiana, hubo más agresiones con anterioridad que se habían traducido en denuncias por parte de Marcello contra Eder, un obrero de la industria petroquímica de Ferrara. Incluso existía una orden dictada en Italia que prohibía al sospechoso aproximarse a la víctima y la tensión entre ambos había llegado a los juzgados.

Pese a todo, Marcello no se sentía seguro y se había mudado hace aproximadamente un mes a Valencia. Actualmente vivía en un ático junto con un compatriota. Allí no quisieron ofrecer ninguna explicación sobre el caso. Tampoco los vecinos del edificio.

Según consta en su perfil social de Facebook, el italiano asesinado en Valencia había estudiado Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Bolonia. Era un enamorado del cine, la música y el deporte. Su corta estancia en Valencia ya le había llevado a declararse seguidor del Valencia CF o el Valencia Basket.

Más

Fotos

Vídeos