Investigan si una red trasladaba droga en un autobús en giras musicales

Interior de un autobús de dos pisos donde se han intervenido 750 kilogramos de hachís y 17 kilos de cocaína en la AP-7./
Interior de un autobús de dos pisos donde se han intervenido 750 kilogramos de hachís y 17 kilos de cocaína en la AP-7.

El juzgado que instruye el caso decreta una orden internacional para detener al titular de la empresa propietaria del autocar británico

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Un autobús de dos pisos utilizado por grupos musicales en sus giras era la tapadera de una red de narcos para introducir hachís en Europa. La Guardia Civil de Puçol detuvo a los dos conductores del autocar y les intervino 750 kilogramos de hachís y 17 kilos de cocaína, dos alijos valorados en 1,6 millones de euros.

La droga estaba oculta en el doble fondo de una litera y un mueble del autobús. Los agentes descubrieron los paquetes de hachís y cocaína tras un minucioso registro del autocar en un control rutinario en la AP-7 en el término de Sagunto. El juzgado que instruye el caso ha decretado una orden internacional para detener al titular de la empresa propietaria del autobús británico.

La operación antidroga fue realizada en la madrugada del martes por el equipo K10, un grupo de guardias civiles especializados en la detección de sustancias estupefacientes en controles de carretera. El autocar procedía de Málaga y se dirigía a Reino Unido. Los dos conductores detenidos, de 39 y 59 años y nacionalidad británica, están acusados de un delito de tráfico de drogas.

La Guardia Civil continúa las investigaciones para determinar si estos individuos introdujeron otros alijos de droga en Europa en los desplazamientos que realizaron con el autobús para trasladar a grupos musicales. Los agentes que forman el equipo K10 se han convertido en un equipo de referencia en España tras detener a 1.800 personas y confiscar 32 toneladas de droga en controles de carretera en los últimos 20 años. La perspicacia de estos guardias y sus métodos secretos de control de vehículos y conductores sospechosos son la clave de este éxito policial.

Fotos

Vídeos