Investigan diez cuerpos hallados en la fosa común de Paterna

EP

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Paterna ha abierto diligencias por la aparición de al menos diez cuerpos con signos de violencia en la fosa 128 del cementerio municipal de Paterna.

Las obras de excavación y exhumación, financiadas por la Diputación de Valencia y a cargo del equipo de ArqueoAntro, esperan hallar en torno a 130 fusilados durante la represión franquista, recuerda la corporación provincial en un comunicado.

De los últimos diez cuerpos hallados, dos de ellos presentan fracturas compatibles con disparos de proyectil en el cráneo. Los restos óseos también muestran evidencias claras de muerte por violencia.

Como en anteriores ocasiones, la Diputación y los responsables de la excavación se han personado en el juzgado para denunciar estas muertes, con el objetivo de que «las exhumaciones sean judiciales y por fin podamos darle justicia», dijo la responsable provincial de Memoria Histórica, Rosa Pérez Garijo. El presidente de la Asociación de Víctimas, Daniel Galán, confió en que el proceso sirva para «dignificar» la memoria de sus familiares. «Buscamos verdad, justicia y reparación», dijo.

Los trabajos comenzaron el pasado 2 de mayo. Tras delimitar el contorno de la fosa común, el equipo ha excavado las paredes cubiertas de cal para extraer los huesos humanos.

De esta forma, los arqueólogos han localizado al menos diez cuerpos, pero esperan hallar en torno a 130 víctimas asesinadas procedentes de localidades de la provincia de Valencia y de otros territorios, como Murcia, Granada, Jaén, Toledo, Ciudad Real y Guipúzcoa.

Fotos

Vídeos