Un incendio obliga a desalojar una veintena de chalés en Ribarroja

Los bomberos refrescan con mangueras el paraje de Ribarroja donde se declaró el fuego. / juanjo monzó
Los bomberos refrescan con mangueras el paraje de Ribarroja donde se declaró el fuego. / juanjo monzó

El fuego, ya controlado, se declaró junto a la urbanización El Clot de Navarrete en una zona próxima al Turia con el terreno muy seco

J. A. MARRAHÍ

valencia. Las llamas reaparecieron ayer en la Comunitat con un incendio que obligó a desalojar una veintena de chalés en Ribarroja, como confirmaron fuentes de Emergencias. El incendio de vegetación se declaró en una zona de la Comunitat con el terreno muy seco. Según el último balance hídrico de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la humedad del suelo en su capa superficial en este punto de Camp de Turia es inferior al 10%, un porcentaje que se repite prácticamente en toda la región. Los niveles sólo son algo más elevados en la comarca de La Marina y en el norte de Castellón.

Los primeros avisos del fuego llegaron en torno a la una de la tarde. Las llamas estaban en una zona de pino y matorral situada relativamente cerca de la zona de La Vallesa y del parque natural del Turia, si bien fuentes de la Generalitat aseguraron que este paraje de gran valor ecológico no se vio afectado. Sí hubo consecuencias sobre los vecinos de la urbanización El Clot de Navarrete, en Ribarroja. Ante la presencia del humo tuvieron que abandonar sus chalés ante el riesgo de intoxicación.

Hasta el lugar se desplazaron numerosos efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos procedentes de los parques de Paterna y l'Eliana. También tres equipos de bomberos forestales de la Generalitat, brigadas de Divalterra y hasta tres aeronaves de extinción para tratar de atajar las llamas desde el aire.

En el momento más preocupante, Emergencias declaró la situación 1 del plan de extinción de incendios forestales, cuando el siniestro pone en peligro a bienes forestales o afecta levemente a la población, como explicaron desde la Generalitat.

Sin embargo, la movilización de equipos contra incendios fue suficiente y el viento no complicó las cosas. Alrededor de las cuatro de la tarde, el siniestro se dio por controlado y los vecinos regresaron a sus chalés. La Guardia Civil y agentes medioambientales de la Generalitat investigan las causas del fuego.

El incendio de Ribarroja llega tras una jornada, la del lunes, en la que rachas de viento de hasta 137 kilómetros complicaron incendios declarados en Calpe, la Vila Joiosa, Planes y varios puntos de la provincia de Valencia. El más aparatoso fue el que se declaró en Cabanes, en una zona de pinada y matorral de las afueras del municipio castellonense. Sobre las 8.30 horas de ayer se dio por controlado.

Fotos

Vídeos