Incautadas 2,3 toneladas de tabaco en Oliva a una banda de contrabando

Alijo de tabaco de contrabando. /
Alijo de tabaco de contrabando.

Se han bloqueado 55.000 euros en cuentas bancarias y se ha intervenido abundante documentación

EFEValencia

La Agencia Tributaria y la Guardia Civil han desmantelado una organización dedicada al contrabando de tabaco en la localidad valenciana de Oliva, en la que se han aprehendido 2,3 toneladas de tabaco de contrabando listo para su venta y consumo en el marco de la Operación Maritsa.

Según un comunicado de la Agencia Tributaria, la operación, ejecutada el pasado 13 de junio, ha permitido la desarticulación del grupo contrabandista con la detención de sus tres integrantes, que trasladaban el tabaco mediante camiones desde Bulgaria.

Además se han registrado diversos inmuebles, se han bloqueado 55.000 euros en cuentas bancarias y se ha intervenido abundante documentación, dispositivos de almacenamiento informático y material relacionado con la contabilidad sobre la venta del tabaco.

Según las mismas fuentes, la operación se inició hace meses con una investigación por la supuesta comisión de delitos de contrabando y contra la Hacienda Pública mediante la venta por internet de labores de tabaco a través de una firma comercial.

La página web investigada ofrecía numerosas variedades de tabaco, muy semejantes a las marcas de tabaco legales de venta comercial, e incluso se ofrecían importantes descuentos cuanto mayor fuese el pedido y con un servicio de reparto a cualquier parte de territorio nacional.

La firma comercial estaba inscrita en el registro mercantil y para disimular la ilegalidad de su actividad comercial, advertía a los consumidores de que sus productos en venta no eran aptos para el consumo humano pero, al mismo tiempo, ofrecían información detallada de cada producto, haciendo referencia a cualidades y características del tabaco.

El tabaco de contrabando, procedente de Bulgaria, llegaba a España en cajas de 150 y 200 kilos a bordo de camiones de transporte internacional de mercancías y se descargaba en un almacén de logística situado en el municipio valenciano de Oliva, donde quedaba almacenado hasta su traslado a las instalaciones de la empresa investigada.

Posteriormente, el tabaco se distribuía a la clientela bajo pedido a través de una empresa de transporte urgente de paquetería por todo el territorio nacional. Este proceso estaba tutelado y dirigido por el cabecilla búlgaro de la organización contrabandista, según la Agencia Tributaria.

La actividad ahora denunciada en los juzgado constituye un presunto delito de contrabando y otro contra la Hacienda Pública, ya que el tabaco está sometido a un impuesto especial de veintidós euros por kilo de producto.

La operación ha sido llevada a cabo por funcionarios de la Agencia Estatal de Administración Tributaria del Área Regional de Vigilancia Aduanera de Valencia, y del Equipo de Policía Judicial de Gandía adscrito a la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Gandia, que dirige la causa, ha resuelto que el líder del grupo y el encargado de la empresa en España ingresen en prisión provisional, mientras que el tercero ha quedado en libertad con cargos.

Fotos

Vídeos