Un hombre ebrio en busca y captura intenta darse a la fuga en La Pobla de Farnals

Un embarcación pasa cerca de un espigón, junto a una playa de la Pobla de Farnals. / J. Signes

La Policía Local detuvo al conductor que sextuplicaba la tasa de alcoholemia e intentó atropellar a uno de los agentes

JOAN MOLANO Pobla de Farnals

Creía que la jugada le saldría bien, pero acabó apresado. Un hombre ebrio en busca y captura se dio a la fuga de la Policía en la playa de La Pobla de Farnals tras provocar un accidente de coche. Se subió a su vehículo y arrancó sin pensárselo dos veces. En su huida intentó atropellar a uno de los policías y puso en peligro a varias personas. Sin embargo, su escapada duró poco, el tiempo que tardó en recorrer unos trescientos metros. El tráfico le obligó a pararse antes de llegar al final de la avenida. Fue entonces cuando una de las personas afectadas en el choque y los policías municipales lograron bajarle del turismo. Aunque no sin esfuerzo, ya que el individuo, que sextuplicó después la tasa de alcoholemia, opuso mucha resistencia. Incluso llegó a agredir a los agentes mientras les profería insultos.

El conductor, de 44 años y que responde a las siglas M.H.H., golpeó por detrás a otro vehículo mientras circulaba el pasado domingo día 16 a las diez de la noche por el parking público de la plaza Cortes Valencianas, una de las más transitadas en la playa de La Pobla de Farnals, paralela al paseo marítimo. En el momento de realizar el pertinente parte amistoso, se personó en el lugar la Policía Local previo aviso de la Guardia Civil. Los agentes verificaron los datos que había proporcionado el hombre y se percataron de que eran falsos. Le requirieron toda su documentación y le advirtieron de que le iban a realizar la prueba de alcoholemia, ya que presentaba evidentes signos de embriaguez. El individuo, según fuentes policiales, empezó a ponerse nervioso y dijo no encontrar los papeles del vehículo. Fue entonces cuando, ni corto ni perezoso, puso en marcha el coche haciendo caso omiso a las órdenes de la Policía de que parase el motor y se apeara del turismo.

Al arrancar, uno de los policías tuvo que esquivarle al ver que iba a ser arrollado. El hombre abandonó el parking y salió a la avenida Neptuno a gran velocidad, dirección a El Puig, obligando a los transeúntes a apartarse en los pasos de peatones. El hermano de uno de los afectados en el accidente fue tras él a pie mientras que los agentes hicieron lo propio en su coche patrulla. La fuga finalizó unos trescientos metros más adelante, en la rotonda que separa la calle por la que circulaba y la avenida del Mar. El tráfico le impidió continuar y quedó parado. El familiar de los accidentados y los policías consiguieron quitarle las llaves del vehículo. M.H.H. quería seguir huyendo por lo que les propinó varios empujones y golpes a los policías, que lograron reducirle y engrilletarle.

Una vez inmovilizado, la Policía Local de Massamagrell acudió al lugar como apoyo a sus compañeros de La Pobla de Farnals y le realizaron al individuo la prueba de alcoholemia. En el primer test dio positivo con 1,56 miligramos de alcohol en aire espirado (lo permitido son 0,25). En la segunda prueba dio 1,46 mg/l. Sextuplicó la tasa máxima. Al recoger los datos auténticos del hombre, los policías vieron que sobre él pesaba un requerimiento de detención y puesta a disposición judicial del juzgado de lo penal número 9 de Valencia. Los agentes realizaron diligencias por delito contra la seguridad vial, conducción temeraria y atentado contra la autoridad. La Guardia Civil de Massamagrell se lo llevó detenido y una ambulancia atendió a los dos heridos en el accidente por el que se originó todo.

Fotos

Vídeos