Un hombre asesta una puñalada en el cuello a otro en una tienda de Carcaixent

Exterior de la tienda en la que se produjeron los hechos. / manuel garcía

La Guardia Civil detiene al agresor mientras el herido se recupera en la UCI del Hospital de la Ribera tras una complicada intervención

MANUEL GARCÍA CARCAIXENT.

Un hombre de alrededor de 60 años de edad vecino de Carcaixent permanece ingresado en la UCI del Hospital de la Ribera, en Alzira, tras recibir una cuchillada en el cuello por parte de un vecino de la localidad, de alrededor de 30 años. La Guardia Civil detuvo al autor de este suceso hacia las seis de la tarde de ayer en la propia localidad después de una minuciosa tarea de búsqueda.

Los hechos tuvieron lugar hacia las nueve de la mañana de ayer en el interior de una tienda de recambios y accesorios para el automóvil situada en la calle Valencia y los dos protagonistas eran de etnia gitana. Un hombre entró a la tienda y, poco después, le siguió otro. Entre ellos comenzó una discusión porque, según le reprochó el más joven, el mayor no estaba respetando la distancia entre ambos por algún conflicto anterior que mantuvieron. Así lo explicaron los dependientes del establecimiento que pudieron escuchar fragmentos de la discusión. En un momento de la misma, «el más joven se sacó del bolsillo un objeto punzante, no sé si un puñal o una navaja, y le asestó una puñalada en el cuello. Todo fue muy rápido». La sangre comenzó a salir y llenó el suelo de la tienda.

El agresor huyó del establecimiento y el agredido, pocos segundos después, comenzó a caminar hacia el centro de salud local, situado a unos 300 metros de la tienda. Allí fue atendido de urgencia y trasladado con celeridad al Hospital Universitario de la Ribera en Alzira. En el centro sanitario fue directamente al quirófano para ser intervenido de la herida en el cuello y posteriormente fue ingresado en la UCI, donde seguía al cierre de esta edición.

Fuentes sanitarias indicaron que, tras la intervención, que fue bastante complicada ya que la puñalada afectó a la arteria carótida, el hombre permanecía «estable dentro de la gravedad» y se confiaba en que pudiera ir recuperándose de manera paulatina.

Al mismo tiempo, la Guardia Civil inició un dispositivo para tratar de localizar al agresor que, según fuentes cercanas a la investigación, tiene antecedentes por otras causas. El hombre fue detenido a media tarde por los agentes y trasladado hasta el cuartel de la Guardia Civil, donde permanecerá a la espera de pasar a disposición judicial.

Asimismo, los agentes establecieron un sistema de vigilancia para que no se produjera ningún tipo de represalia entre los miembros de ambas familias.

Fotos

Vídeos