«A mi hijo lo mataron en una emboscada»

Alberto V. O. / LP
Alberto V. O. / LP

La madre del valenciano asesinado en México asegura que la policía baraja la hipótesis del robo como móvil del crimen

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

La madre del valenciano asesinado en México afirmó ayer que su hijo recibió dos disparos en una emboscada que habría preparado un grupo de ladrones para robarle el dinero que llevaba en ese momento. «Mi hijo es un bróker y viajó a México por un asunto financiero», afirmó Julia O. «Había tenido algunos problemas con la justicia en España, pero no es un delincuente», añadió la madre.

El hallazgo del cadáver de Alberto V. O. tuvo lugar el pasado 26 de marzo después de que su compañera sentimental denunciara su desaparición en el estado de Morelo. Corina A. R., de 28 años y de nacionalidad salvadoreña, declaró a la policía que su pareja cambió dinero en un establecimiento del aeropuerto internacional de Ciudad de México y luego se alojó en un hotel de la ciudad de Cuautla, donde se perdió su pista el 20 de marzo. Todas las pertenencias de la víctima desaparecieron, incluso su maleta y su ordenador, en extrañas circunstancias.

Tras el asesinato, los autores del crimen introdujeron el cadáver en una bolsa de plástico y lo abandonaron en la cuneta de una carretera del municipio de Tlaltizapán. Junto al cuerpo dejaron un mensaje escrito en una cartulina blanca que lleva la firma de un grupo criminal. «Esto me pasó por ser un ratero», reza el cartel encontrado por la policía, según publicó la prensa mexicana.

La víctima vio un coche sospechoso con la matrícula tapada poco antes del asesinato

Sin embargo, tanto la mujer como la madre de Alberto descartan que el móvil del crimen sea un ajuste de cuentas. Según su familia, la víctima viajó a México para abrir una oficina de servicios financieros con algunos socios mexicanos. «A mi hijo lo mataron en una emboscada. Viajó a México con 20.000 euros y lo han asesinado para robarle el dinero», aseguró Julia.

Alberto había sido padre por cuarta vez tras su relación con la joven salvadoreña. La víctima contactaba por teléfono a diario con su mujer, que reside en la ciudad italiana de Pavía con sus dos hijos pequeños de cuatro años y cuatro meses, y le dijo que había visto un coche sospechoso con la matrícula tapada junto al hotel. La pareja mantuvo esta conversación pocas horas antes de la extraña desaparición.

Natural de Valencia, Alberto tenía varias órdenes de búsqueda y captura por delitos que no han trascendido. Su exmujer y uno de sus hijos residen en La Canyada, donde la policía montó operativos para intentar detener al fugitivo, pero era muy escurridizo y hábil para ocultarse. Una de las veces que estuvo detenido se escondió en el techo del calabozo para intentar escapar. La víctima tenía cuatro hijos y un nieto.

El padre de Alberto es italiano y reside en la isla de Margarita en Venezuela, mientras que su madre es española y vive en Valencia, por lo que la víctima tenía la doble nacionalidades. La policía mexicana mantiene informadas a las autoridades de España e Italia, a través de sus embajadas, sobre una línea de investigación que podría esclarecer el crimen. Otros dos españoles han sido asesinados en México este año. Segismundo Díaz tenía 50 años y murió de un tiro en un atraco cuando regresaba a su domicilio en el estado de Puebla; y José González falleció de dos disparos en la puerta de una cantina en Ciudad de México.

Temas

Mexico

Fotos

Vídeos