«Has sido, eres y serás mi héroe»

El féretro en la entrada de la Catedral de Valencia. / i. marsilla
El féretro en la entrada de la Catedral de Valencia. / i. marsilla

Los dos hijos y la esposa del subinspector asesinado en Ruzafa le dedican unas emotivas palabras durante el funeral en la Catedral

J. MARTÍNEZ/EFE VALENCIA.

El subinspector del Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de València Blas Gámez, asesinado el martes en acto de servicio, fue despedido ayer con honores en un multitudinario funeral celebrado en la Catedral de Valencia. Familiares y amigos del agente fallecido, compañeros, miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad y de las fuerzas armadas, así como autoridades judiciales, políticas e institucionales llenaron la Seo valenciana para dar el último adiós a Gámez.

El féretro salió a las 11.40 horas del complejo de Zapadores escoltado por policías nacionales y policías locales y junto a cinco coches con coronas de flores. A las doce en punto, y mientras tocaban las campanas de la Catedral, el ataúd, envuelto en la bandera de España y llevado a hombros por seis compañeros del fallecido, pasó por delante de una formación de honores tras sonar el himno de España y, posteriormente, la Marcha Fúnebre de Chopin. En la formación, un centenar de compañeros de los distintos cuerpos policiales y de la banda de música del cuerpo llegada desde Madrid, saludaron al fallecido al paso del féretro, tras el cual iba una agente portando la gorra del subinspector asesinado y, visiblemente emocionados, la viuda y sus dos hijos de 15 y 19 años.

Más información

Entre los aplausos de decenas de ciudadanos, los familiares y amigos de Blas Gámez accedieron al interior de la Catedral para asistir al funeral, que, por expreso deseo de la familia, se celebró en la intimidad y no pudieron acceder los medios de comunicación.

La esposa y los dos hijos del subinspector asesinado le dedicaron unas emotivas palabras, y cuando finalizaron, los asistentes rompieron el silencio varias veces para aplaudir con gran sentimiento. Algunos compañeros y amigos de Blas Gámez no podían contener sus lágrimas mientras escuchaban las dedicatorias. «Has sido, eres y serás mi héroe», afirmó Pablo Gámez, el hijo mayor del difunto.

Fotos

Vídeos