Un tiroteo en el barrio de La Coma de Paterna se salda con tres heridos

Imagen del hombre herido en el tiroteo. / LP

La Policía Nacional detiene a cinco individuos implicados en la reyerta con armas de fuego y cuchillos. Dos de los arrestados tienen antecedentes por tráfico de drogas y armas

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Tres hombres resultaron heridos esta mañana en un tiroteo en Paterna que se inició en una vivienda y terminó por las calles del barrio de La Coma. Una veintena de patrullas de la Policía Nacional y Policía Local acudieron con urgencia para auxiliar a las víctimas. Los agentes han detenido ya a cinco personas, cuatro hombres y una mujer, por estos violentos hechos. Dos de los arrestados están heridos por arma de fuego y el otro sufrió golpes durante el enfrentamiento. Los policías también han intervenido una pistola, un revólver y varios cuchillos.

Los hechos se iniciaron pocos minutos después de las diez de la mañana en una vivienda de la plaza Benicarló. Según las primeras investigaciones, dos jóvenes de etnia gitana se desplazaron desde Albacete a Paterna para resolver un asunto turbio con dos hermanos que tienen numerosos antecedentes delictivos: Nicolás y Luis R. V. Estos últimos reaccionaron de forma muy violenta cuando uno de los individuos que acababa de llegar empuñó una pistola y se produjo entonces un violento enfrentamiento, cuerpo a cuerpo, en la entrada de la casa con un intercambio de disparos.

Los jóvenes salieron corriendo pero fueron perseguidos y tiroteados por los dos hermanos. Según los testigos, Luis R. V. atropelló con su coche, presuntamente, a uno de los hombres que trataba de escapar y luego le propinó golpes con un palo en la cabeza en la avenida de Francisco Tomás y Valiente de Paterna. El joven agredido, de 26 años, recibió dos disparos en el abdomen y fue asistido por el SAMU y trasladado con urgencia al Hospital La Fe, donde quedó ingresado.

El otro hombre que le acompañaba logró escapar y acudió al centro de salud de Valterna. Este individuo recibió varios disparos en una pierna. La Policía Nacional lo detuvo después de que fuera asistido por un médico. Poco después, una ambulancia trasladó al herido a La Fe con custodia policial.

Mientras estos violentos hechos ocurrían en la plaza Benicarló, otra reyerta multitudinaria movilizó a varias patrullas policiales en la denominada finca amarilla, que está situada en el número 18 de la calle San Sebastián de Paterna, un núcleo de delincuencia con numerosas viviendas ocupadas de forma ilegal donde la policía suele intervenir todas las semanas por algún incidente grave. Aunque en un principio se sospechaba que las dos peleas guardaban alguna relación, la policía averiguó poco después que no era así. Los implicados en la segunda reyerta huyeron cuando llegaron los primeros policías.

Una deuda relacionada con un asunto turbio podría haber desencadenado el primer enfrentamiento a tiros en la plaza Benicarló, donde ya se produjo otro tiroteo el año pasado, concretamente el 27 de octubre de 2016. Los dos hermanos detenidos tienen antecedentes por tráfico de drogas y armas. Los testigos salieron corriendo cuando escucharon los primeros disparos y se vivieron momentos de gran tensión y nerviosismo en un colegio, donde cerraron las puertas para proteger a los niños. Varios padres recogieron a sus hijos del centro escolar tras enterarse de los graves hechos, pero la situación estuvo controlada en todo momento y los menores no corrieron ningún riesgo, según la directora del colegio público.

Al lugar de los hechos acudieron también agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional de Valencia, un equipo de Policía Científica y la Policía Autonómica. También se movilizó el Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) para entrar en la vivienda de la plaza Benicarló. Uno de los implicados en el tiroteo vestía ropa militar.

Fotos

Vídeos