Hallan muerto a un vecino de Utiel en su casa con numerosos golpes en la cabeza

Marcos Gregorio H. P. / LP
Marcos Gregorio H. P. / LP

Un crimen relacionado con un posible asunto de drogas es una de las hipótesis que baraja el Grupo de Homicidios de la Guardia Civil

JAVIER MARTÍNEZ

La Guardia Civil investiga la muerte violenta de un hombre de 51 años, Marcos Gregorio H., P., cuyo cadáver fue hallado el lunes por la noche con numerosos golpes en la cabeza en su domicilio en la localidad de Utiel. Un crimen relacionado con un posible asunto de drogas es una de las hipótesis que baraja el Grupo de Homicidios de la Guardia Civil de Valencia.

El macabro hallazgo tuvo lugar minutos antes de la medianoche del lunes. La vivienda de la víctima estaba desordenada cuando llegaron los primeros agentes. Una patrulla de la Guardia Civil de Utiel recibió el aviso de que una mujer había encontrado el cadáver de su compañero sentimental con signos de violencia.

Los agentes se dirigieron con urgencia a la dirección indicada por esta persona, el número 30 de la calle Utielana, y comprobaron que el hombre estaba muerto junto a las escaleras de la casa. Cuando los guardias civiles llegaron al domicilio de la víctima, una patrulla de la Policía Local de Utiel y los servicios sanitarios ya se encontraban en el lugar.

La pareja de Marcos Gregorio H., que estaba acompañada de otro hombre, explicó a los agentes que había acudido a la vivienda del hombre porque le había llamado varias veces por teléfono sin obtener ninguna respuesta.

Tras ser informados de la muerte violenta, agentes del laboratorio del Servicio de Criminalística y del Grupo de Homicidios de la Comandancia de Valencia se desplazaron a Utiel y se hicieron cargo de las investigaciones. El forense y el juez de guardia de Requena también acudieron de madrugada. La inspección de la vivienda se prolongó durante varias horas y se reanudó por la mañana con más luz.

El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Valencia, donde le realizaron la autopsia y constataron los signos de violencia apreciados por los primeros agentes que llegaron a la casa. La víctima murió como consecuencia de numerosos golpes que recibió en la cabeza al ser agredida con un objeto contundente. Las lesiones en el cráneo no eran compatibles con una caída accidental por las escaleras.

Los agentes del Grupo de Homicidios han centrado las primeras investigaciones en el círculo de amistades de Marcos Gregorio H., que se relacionaba con algunos toxicómanos y estuvo implicado en una violenta disputa hace varias semanas.

Fotos

Vídeos