Hallan el cadáver de un bebé en la planta de residuos de Onda

Hallan el cadáver de un bebé en la planta de residuos de Onda
NADAL ESCRIG/MEDITERRÁNEO

La Guardia Civil trata de averiguar la localidad donde arrojaron el cuerpo a la basura entre 46 municipios de la provincia de Castellón

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

La Guardia Civil de Castellón investiga la muerte de una niña recién nacida tras el hallazgo del cadáver en la planta de residuos de Onda. Un equipo de agentes expertos en investigación criminal tratan de averiguar la localidad donde arrojaron el cuerpo a la basura, entre 46 poblaciones de la zona centro de la provincia de Castellón, para identificar a la madre del bebé.

El macabro hallazgo se produjo sobre las seis de la tarde del viernes en la zona de clasificación de los residuos. Una de las empleadas paró la cinta transportadora para revisar un bulto sospechoso y descubrió entonces el cuerpo sin vida de una niña recién nacida. Tras ser avisada la Guardia Civil de Onda, varias patrullas acudieron al lugar y desalojaron a los trabajadores que se encontraban en la zona donde fue hallado el cadáver.

Poco después llegaron agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Burriana y de la Comandancia de Castellón, que se hicieron cargo de las investigaciones. Los agentes examinaron de forma minuciosa el cadáver y los residuos más cercanos para tratar de averiguar la población donde murió el bebé.

A la planta de residuos Reciplasa de Onda llegan los camiones de basura procedentes de 46 municipios de la provincia de Castellón, por lo que la Guardia Civil trata de determinar ahora en qué localidad habrían matado al bebé y habrían arrojado luego el cadáver a un contenedor de basura. Las primeras pesquisas policiales también se han centrado en la búsqueda de parturientas en las 46 poblaciones castellonenses que envían sus residuos sólidos a la planta de Onda.

Reciplasa presta servicio a los siguientes municipios: Almassora, Benicàssim, Betxí, Borriol, Burriana, Castellón, l’Alcora, Onda, la Pobla Tornesa, Sant Joan de Moró, Vall d’Alba, Vilafamés, Vila-real, Arañuel, Castillo de Villamalefa, Cirat, Cortes de Arenoso, Llucena, Ludiente, Montán, Montanejos, Puebla de Arenoso, Villahermosa del Rio, Zucaina, Aín, Alcudia de Veo, Ribesalbes, Sueras, Tales, Argelita, Ayódar, Fanzara, Fuentes de Ayódar, Espadilla, Toga, Torralba del Pinar, Torrechiva, Vallat, Villamalur, Atzeneta del Maestrat, les Useres, Figeroles, Costur, Vistabella, Benafigos y Xodos.

La Guardia Civil sospecha que la madre de la niña fallecida podría residir en alguna de estas localidades. Cuando los agentes finalizaron el viernes por noche la inspección en la cinta transportadora, el retén fúnebre trasladó el cadáver al Instituto de Medicina Legal de Castellón para practicarle la autopsia.

En diciembre del año pasado, la Audiencia de Alicante condenó a 15 años de cárcel a una joven por asesinar a puñaladas a su bebé tras dar a luz en su domicilio en Alcoy y ocultar el embarazo a su familia. Después de cometer el crimen, la chica de 18 años metió el cuerpo en una bolsa, junto con la placenta y el cordón umbilical, y lo arrojó a un contenedor de basura. El infanticidio tuvo lugar el 6 de agosto de 2014.

Fotos

Vídeos