La Guardia Civil investiga el intento de secuestro de un bebé de cinco meses en Murcia

Tres sospechosos se bajaron de un Seat León y llegaron a forcejear con la madre

JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

La Guardia Civil confirmó este jueves que ha abierto una investigación sobre el intento de secuestro de un bebé en Sangonera la Seca (Murcia), a raíz de la denuncia que la propia madre interpuso ayer en el puesto de Las Torres de Cotillas. Los hechos se produjeron en apariencia a las 12.30 horas, cuando la madre de una niña de cinco meses se dirigía al consultorio médico y presuntamente fue abordada por unos extraños en la avenida de Colón.

"Iba al pediatra y cuando estaba por el jardín se ha parado un Seat León, de color negro", relató la propia víctima en un audio que hizo llegar a la Junta Municipal de Sangonera. En el vehículo iban "tres rumanos", un hombre al volante, y dos mujeres, las cuales se bajaron del turismo. "Una de ellas me pegado un empujón, le he preguntado '¿qué haces?' y ha metido la cabeza dentro del cuco y ha enganchado a la cría. Entonces he empezado a chillar". Una mujer escuchó los gritos y la auxilió. "Gracias a una vecina ha dejado a mi hija en el carricoche".

Un rato después, a las 14.44 horas, la Junta Municipal de Sangonera la Seca emitía a través de su perfil de Facebook una "alerta" sobre el intento de secuestro. "Este mediodía recibíamos el mensaje de una vecina de Sangonera La Seca: tres individuos no identificados, dos mujeres y un hombre, de origen extranjero, han intentado sustraer del carricoche a su niña; afortunadamente han desistido gracias al forcejeo y la presencia de una vecina".

La Junta Municipal solicitaba a los vecinos que "vigilen a los menores y si ven algo sospechoso llamen inmediatamente a la Policía". La pedánea de Sangonera la Seca, Catalina Carrillo, subrayó que antes de emitir la alerta "se ha comprobado que la información era veraz" y que ella misma habló con la madre de la pequeña tras el incidente. "Estaba sufriendo un ataque de pánico".

Piden «calma» a los vecinos

Carrillo detalló que "un policía nacional que estaba fuera de servicio y que es vecino de la pedanía ha sido el que ha llamado al 112 para que atendieran a la mujer". La edil de Seguridad Ciudadana, Lola Sánchez, corroboró que la Policía Local de Murcia "está colaborando con la Guardia Civil porque ellos son los que tienen las competencias".

Los tres sospechosos son ciudadanos del Este de Europa y huyeron en un Seat León negro. Sánchez pidió "calma" y "prudencia" a los vecinos de la pedanía para que no se genere alarma social, como tampoco bulos que se extiendan a otros puntos de la capital.

Fotos

Vídeos