La Guardia Civil investiga la muerte de un bebé de cuatro meses en una guardería de Oliva

Ó. D./L. G. OLIVA.

La Guardia Civil investiga la muerte de un bebé de cuatro meses en una guardería en Oliva. El pequeño, de tan sólo cuatro meses, apareció muerto ayer en su cuna ante la sorpresa de las cuidadoras del centro. Al parecer, el pequeño tomó su último biberón poco antes del mediodía y tras la ingesta siguió durmiendo en su cuna. Pero, más tarde, cuando las cuidadoras fueron a ver al bebé comprobaron que no respondía y se preocuparon.

Ante esta situación, desde la escuela infantil llamaron con urgencia a los servicios sanitarios. Hasta la guardería llegó una ambulancia del SAMU. Los efectivos trataron de reanimar al niño durante 40 minutos.

El cuerpo del pequeño fue trasladado por la tarde al Instituto Anatómico Forense de Valencia, donde se le hará la autopsia para determinar las causas de su fallecimiento, aunque todo apunta a una muerte súbita. La Guardia Civil mantiene abierta una investigación para intentar esclarecer cómo se produjo la muerte del bebé.

Fotos

Vídeos