La Guardia Civil detiene a una persona acusada de robar casi una tonelada de cobre

EFE ALCOY.

La Guardia Civil ha detenido en Alcoy a un hombre acusado de un delito continuado de robo con fuerza por sustraer, presuntamente, más 973 kilos de cobre, 23 motores y 46 baterías en una empresa de cerámica de Villena que temporalmente estaba sin actividad. Según informó el instituto armado, los robos han causado daños superiores a los 108.000 euros y el sospechoso, de 30 años y nacionalidad rumana, habría vendido todo el material a una misma chatarrería de Alcoy por «un valor inferior a 3.000 euros».

El empresario tenía temporalmente sin actividad la mercantil y se percató de los robos en las instalaciones cuando quiso ponerla en marcha de nuevo, por lo que denunció lo ocurrido ante la Guardia Civil. Los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia en los alrededores y observaron en repetidas ocasiones una furgoneta blanca aparcada cerca del lugar.

Tras las declaraciones de algunos vecinos que habían visto a una persona salir de la empresa y al hacer las averiguaciones pertinentes, supieron que el material sustraído había sido vendido a la misma chatarrería, así como la identidad del presunto responsable de los robos, cuyos datos coincidían con los del propietario del vehículo.

Fotos

Vídeos