La Guardia Civil detiene a tres personas por el robo de 3.000 kilos de limones

La Guardia Civil detiene a tres personas por el robo de 3.000 kilos de limones

Los cítricos eran vendidos de forma ambulante y de forma puntual a heladerías para la fabricación de granizados

LAS PROVINCIASValencia

La Guardia Civil de Alicante ha detenido en San Juan y Mutxamel a 3 españoles, dos hombres y una mujer, de 36, 65 y 39 años respectivamente, por un presunto delito continuado de robo con fuerza en las cosas en los que supuestamente sustrajeron un total de tres toneladas de limones. El valor de los daños causados a los agricultores asciende a más de 4.000 euros.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil en un comunicado, los agricultores dedicados al cultivo de limones en San Juan y de Mutxamel, comenzaron a sufrir un incremento exponencial de robos en los que les sustraían varios kilos de limones después de acceder a la finca, tras causar daños en las vallas o puertas.

La Guardia Civil de San Juan de Alicante, junto con la unidad especializada en el robo de explotaciones agrícolas, el Equipo ROCA de Ibi, iniciaon una investigación y comenzaron con el estudio del patrón delictivo.

Los robos se producían de día, siempre cortando la verja de la finca para robar unos 150 o 200 kilos de limones, meterlos en sacos al coche que utilizaban. Después, se vendía esta fruta de forma ambulante. Cuando se les acababa el producto, volvían a romper la verja que ya había sido reparada y realizaban la misma operación. Así hasta alcanzar las tres toneladas de limones robados, según la acusación de la Guardia Civil.

Las fincas donde cometían los delitos estaban bien comunicadas con la CV-821, que une las localidades de San Juan con San Vicente del Raspeig. La Guardia Civil centró sus pesquisas sobre un hombre que vendía limones en aparcamientos de gasolineras y supermercados cercanos a las vías de servicio de la CV-821. A veces incluso, había vendido los limones a alguna heladería de Alicante para hacer granizados.

La investigación de este hombre también condujo a los agentes hasta otras dos personas implicadas, una mujer que ponía el vehículo para "ir a robar" y otro hombre que ayudaba en esta tarea.

Estos dos hombres (36 y 65) y la mujer (39), todos españoles, fueron detenidos por la Guardia Civil como presuntos autores de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas de 3.150 kilos de limones, causando daños de más de 4.000 euros para los agricultores y tras pasar a disposición judicial quedaron en libertad con cargos. En la detención se pudieron recuperar 150 kilos de limones, que fueron devueltos a su propietario.

Fotos

Vídeos