La Guardia Civil confisca dos plantaciones de marihuana en Chiva y Picassent

Dos guardias civiles entran en la nave de Picassent donde cultivaban marihuana. / juanjo monzó
Dos guardias civiles entran en la nave de Picassent donde cultivaban marihuana. / juanjo monzó

REDACCIÓN

valencia. La Guardia Civil ha desmantelado dos plantaciones de marihuana en Chiva y Picassent y ha detenido a ocho hombres que formaban parte de dos organizaciones criminales que cultivaban la droga en naves industriales. La primera operación antidroga denominada 'Greenboard' ha permitido intervenir efectos y droga por valor de más de siete millones de euros, en la mayor incautación de marihuana en la provincia de Valencia.

En total, los agentes se incautaron de 11.863 plantas de marihuana, cuyo peso ronda los 1.200 kilogramos, y 25 kilos de marihuana seca envasada en paquetes al vacío y dispuestos para su envío, distribución y consumo. La organización usaba naves situadas en zonas poco transitadas para evitar ser descubiertos, las mantenían cerradas y se guiaban con velas por el interior.

Los detenidos en esta primera operación son cinco hombres de nacionalidad china y edades comprendidas entre los 28 y 53 años, y están acusados de los delitos de organización criminal, contra la salud pública por cultivo, elaboración y tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y de agua. Todos ellos ya han pasado a disposición de Juzgado número 2 de Requena.

Los agentes de la Guardia Civil encontraron un sofisticado sistema para la producción de marihuana, compuesto por generadores de electricidad, climatizadores, extractores de aire, lámparas de alta potencia, transformadores, productos específicos para el cultivo, sistemas de alarma, estaciones meteorológicas y una gran cantidad de herramientas y material.

En otra operación, la Guardia Civil de Picassent detuvo ayer a tres hombres españoles por cultivar cerca de 1.500 plantas de marihuana en una nave industrial de la localidad. Estos individuos tenían una infraestructura en la nave con aparatos de aire acondicionados y ventiladores que mantenían unas condiciones de humedad y temperatura óptimas para el cultivo de esta droga, con una elevada producción, y también habían realizado un enganche ilegal de luz, como el otro grupo desarticulado.

Fotos

Vídeos