La Guardia Civil captura a los perros del investigado por la muerte de la Vall

La Guardia Civil captura a los perros del investigado por la muerte de la Vall

Los animales pudieron haber causado heridas letales a un hombre que trabajaba en su parcela el pasado 1 de enero

R. V.

valencia. La Guardia Civil capturó el pasado martes a los perros que supuestamente pudieron causar la muerte de un hombre mientras trabajaba en su parcela el pasado 1 de enero en la localidad castellonense de la Vall d'Uixó. Según confirmaron fuentes del instituto armado, el apresamiento de estos animales se produjo al mediodía. Posteriormente, y siguiendo el protocolo establecido para estas situaciones, los canes fueron trasladados a las instalaciones de una empresa especializada donde permanecen en cuarentena.

Las muestras de ADN de estos animales están siendo procesadas en el servicio de criminalística de la Guardia Civil de Madrid para verificar si fueron los protagonistas del ataque que terminó con la muerte del vecino.

Los perros pertenecen al propietario de una parcela que se encuentra en las inmediaciones del lugar donde se produjo el ataque. Allí estaban sueltos los once perros hasta que el martes los recogieron efectivos del instituto armado.

Según las fuentes consultadas, estos perros, no de razas peligrosas sino mestizos, fueron los autores de otro ataque en abril del año pasado. El incidente de aquel momento se saldó con una persona herida y, supuestamente, el dueño de los animales fue imputado por un delito de lesiones.

Fuentes de la investigación apuntaron que el propietario no dispone de núcleo zoológico ni del correspondiente chip sanitario. Unas circunstancias que, según las mismas fuentes, conocía el Ayuntamiento de la Vall d'Uixó, ya que la Guardia Civil así se lo comunicó en un informe.

La alcaldesa de la Vall d'Uixó, Tania Baños, aseguró a LAS PROVINCIAS que el Ayuntamiento no tenía competencias para intervenir sobre la jauría investigada por el ataque. Baños indicó que ni la Guardia Civil ni la justicia han impuesto medidas cautelares que permitan al consistorio actuar y ella misma trasladó a mandos de la Benemérita su preocupación por la ausencia de medidas para evitar nuevos altercados.

Ahora, tanto el portavoz del Partido Popular en la Vall, Óscar Clavell, como expertos recordaron a la primera edil que las competencias para el control de los animales de compañía es municipal. Clavell indicó que «la ley es muy clara en este sentido». En el mismo sentido se pronunció, Amparo Requena, presidenta de la sección de Derecho Animal del Colegio de Abogados de Valencia y de la protectora Modepran.

Fotos

Vídeos