Una furgoneta mal aparcada dificultó la visibilidad de la mujer atropellada en Nazaret

La víctima fue arrastrada unos 10 metros y murió debajo del autobús de la EMT | El accidente se produjo en un paso de peatones sin señalización semafórica

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Una mujer de 68 años murió ayer al ser atropellada por un autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) cuando cruzaba un paso de peatones en el barrio valenciano de Nazaret. El trágico accidente se registró sobre las 12.05 horas en la calle Parque de Nazaret debido a la falta de visibilidad, tanto de la víctima como del conductor de la EMT, por el estacionamiento incorrecto de una furgoneta sobre las franjas blancas.

La mujer fue arrastrada unos 10 metros y luego quedó atrapada debajo del vehículo, según los testigos. Uno de ellos avisó a gritos al conductor de la EMT para que detuviera el autobús. «¡Para, para! ¡Que la arrastras! ¡Que la arrastras! ¿No ves a la señora?», gritó el hombre.

El atropello mortal se produjo en un paso de peatones sin señalización semafórica situado junto al Colegio Nuestra Señora de los Desamparados. El accidente causó un gran revuelo en el barrio y momentos de gran nerviosismo y confusión. Algunos vecinos creían que la persona atropellada era uno de los escolares que salían en esos momentos del colegio. Los gritos de los testigos asustaron a las madres y niños que se encontraban en la puerta del centro escolar.

Tras el accidente, el conductor del autobús de la línea 4 bajó de inmediato para auxiliar a la mujer. El hombre que le avisó del atropello también intentó ayudar a la víctima, pero ya había fallecido como consecuencia de las graves lesiones que sufrió al ser aplastada por una de las ruedas delanteras.

Varias patrullas de la Policía Local y Policía Nacional de Valencia y un equipo médico del SAMU se desplazaron con urgencia al lugar. Los sanitarios confirmaron el fallecimiento de Mercedes G., de 68 años, que fue identificada por la Policía Local. La víctima reside en la misma calle donde se registró el accidente mortal. Un equipo de bomberos del parque Norte acudió también al lugar con un colchón neumático para levantar el autobús y rescatar el cadáver.

Según las primeras investigaciones de la Policía Local de Valencia, la furgoneta de una empresa textil que estaba mal estacionada en el paso de peatones dificultó la visibilidad de la víctima y del conductor de la EMT. La parte delantera del vehículo invadía las dos primeras franjas blancas pintadas en el asfalto junto a la acera, por lo que la mujer no se percató de que circulaba un autobús en ese preciso instante. Además, en la calle Parque de Nazaret se pueden estacionar vehículos en ambos lados y solo hay un carril de circulación. Esta circunstancia también influyó en el accidente.

Los primeros policías locales que llegaron al lugar localizaron a varios testigos del atropello e identificaron también al conductor de la furgoneta para multarlo. Un grupo numeroso de vecinos se congregó en el cruce de las calles Fontilles y Parque de Nazaret para presenciar cómo los bomberos sacaban el cuerpo de los bajos del autobús.

Los agentes encontraron en la calzada un pequeño audífono destrozado y las gafas de la víctima. El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicinal Legal de Valencia para practicarle la autopsia. El conductor de la EMT dio negativo en la prueba de alcoholemia que le realizaron poco después del atropello.

Fotos

Vídeos