Condenado un funcionario por robar 16.500 euros a 27 internos del psiquiátrico de Alicante

Condenado un funcionario por robar 16.500 euros a 27 internos del psiquiátrico de Alicante

El educador creó una «caja» al margen de la oficial, que gestionaba la llamada oficina del peculio del hospital psiquiátrico

EFE ALICANTE

Un funcionario del Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Alicante ha aceptado una pena de 21 meses de cárcel por quedarse con 16.548 euros de las cuentas que 27 internos tenían en el centro para sus gastos durante las salidas terapéuticas, según fuentes judiciales.

El procesado se ha declarado culpable de los delitos de apropiación indebida y falsedad en documento mercantil tras llegar a un acuerdo con la fiscalía durante una vista celebrada ayer en el juzgado de lo Penal 8 de la ciudad.

El ministerio público ha reducido a esos 21 meses su petición inicial de tres años de cárcel para el acusado, al que el juzgado ha suspendido la ejecución de la condena con la condición de que devuelva el importe robado.

El sospechoso, Francisco José C.M., un funcionario adscrito al cuerpo de ayudantes de Instituciones Penitenciarias que ya no ejerce su profesión y cobra actualmente una pensión, cometió el fraude entre octubre de 2013 y agosto de 2015.

Como educador del centro, entre las funciones que tenía asignadas figuraba el acompañamiento de los internos en las salidas terapéuticas al exterior aprobadas por el juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Alicante.

Según la versión de la fiscalía aceptada por el propio acusado, éste abusó de la "confianza", el "miedo" o la "limitación de las facultades mentales" de las víctimas para quedarse con su dinero, cantidades de entre 25 y 50 euros que cada uno de ellos podía sacar de su cuenta del llamado peculio cada vez que hacían una salida terapéutica.

El educador creó una "caja" al margen de la oficial, que gestionaba la llamada oficina del peculio del hospital psiquiátrico, para apoderarse de las cantidades que los reclusos no gastaban, aunque él les había prometido devolvérselas a la siguiente salida.

Muchos de los perjudicados no reclamaron por miedo a no volver a salir del centro si se negaban a aceptar este sistema.

En otras ocasiones, Francisco José C.M. simuló las firmas de las víctimas y realizó extracciones de sus cuentas de peculio para excursiones que no se realizaban por diferentes causas.

Según la acusación pública, con uno de los internos ya fallecido realizó "extracciones escandalosamente altas" de dinero, 9.235 euros, de los que solo reingresó en la cuenta general del centro 3.845.

Francisco José C.M. falsificaba en algunas ocasiones las firmas de los pacientes y en otras les acompañaba a una sucursal bancaria tras hacerse con su DNI para que realizaran extracciones de efectivo.

Temas

Cárcel

Fotos

Vídeos