La familia del agresor de Tavernes, rota por la desgracia con la muerte de sus dos hijos

El personal sanitario y la policía trasladan en la camilla y hacia la ambulancia a una de las mujeres que resultaron heridas por el agresor en la playa de Tavernes.
El personal sanitario y la policía trasladan en la camilla y hacia la ambulancia a una de las mujeres que resultaron heridas por el agresor en la playa de Tavernes. / C. Gimeno

El hermano de J. M. C. apareció muerto en el despacho inmobiliario que regentaba en Valencia hace 8 años

ROCÍO ESCRIHUELA Tavernes

En apenas unos años, los padres del agresor de Tavernes de la Valldigna han sufrido la muerte de sus dos hijos. La desgracia se cebó con esta familia cuando hace 8 años al hijo mayor se lo encontraron muerto en el despacho inmobiliario que regentaba en Valencia. La crisis urbanística fue la causante del dramático desenlace que le abocó a acabar con su vida.

Pasado este tiempo, los padres han intentado superar la pérdida, y ahora, cuando parecía que se estaban recuperando emocionalmente, un nuevo golpe les ha sumido en el dolor. J.M.C. vivía en estos momentos con sus padres, tras los problemas actuales que mantenía con su pareja. Según vecinos de la localidad, el joven era un chico trabajador, que en los últimos años había estado ayudando en una de las heladerías de la playa de Tavernes.

Otras fuentes apuntan que en los últimos meses había tenido problemas y que estaba intentando recuperarse tras acudir a algún centro de desintoxicación. J.M.C. tiene otro hijo, de unos 4 años, fruto de una anterior pareja. La madre, rota de dolor y en estado de shock, se acercó ayer hasta el lugar del trágico suceso para conocer los detalles de lo ocurrido.

Más detalles del suceso

Las víctimas evolucionan favorablemente

Ayer, J.M.C., vecino de la localidad y de 35 años, irrumpió en la vivienda de su familia política y disparó con una escopeta de caza a su exsuegra y su expareja. La primera recibió un tiro en el abdomen, mientras que a la segunda, el disparo le impactó en las nalgas. Tras este incidente, el agresor se disparó en el pecho y falleció en el acto. J.M.C tenía una orden de alejamiento en vigor.

Las dos mujeres continúan ingresadas en los centros hospitalarios de Gandia y La Fe de Valencia y evolucionan favorablemente. Según fuentes municipales, R.M. y A.P. están fuera de peligro y anoche fueron intervenidas de las heridas.

Fotos

Vídeos