Un motorista muere al ser arrollado por un autobús en Massamagrell cuyo conductor triplicó la tasa de alcohol

La víctima murió en el acto tras salir despedida varios metros y la moto quedó destrozada

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Un hombre de 72 años de edad falleció ayer por la tarde en Massamagrell tras ser arrollado el ciclomotor en el que circulaba por un autobús cuyo conductor triplicó la tasa máxima de alcohol permitida para chóferes profesionales. La víctima murió en el acto tras salir despedida varios metros y la moto quedó destrozada como consecuencia del fuerte impacto.

El accidente de tráfico tuvo lugar poco antes de las cinco de la tarde en el punto kilométrico 2,300 de la V-21, una autovía donde está prohibida la circulación de ciclomotores, según informaron fuentes del Centro de Gestión de Tráfico de Valencia. El autobús no llevaba pasajeros y circulaba en sentido hacia Barcelona, al igual que la víctima, cuando arrolló al ciclomotor.

Dos agentes motorizados de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Valencia acudieron con urgencia al lugar para auxiliar a la víctima y regular el tráfico. También se movilizó un equipo del Servicio de Ayuda Médica Urgente (SAMU), pero el hombre ya había fallecido cuando la ambulancia llegó al lugar. La víctima residía en la localidad de Faura.

Un equipo de atestados de la Guardia Civil de Tráfico se hizo cargo de las investigaciones para determinar las causas del accidente. Los agentes realizaron la prueba de alcoholemia al conductor del autobús y el test salival de detección de sustancias estupefacientes.

Según informaron fuentes judiciales, el chófer triplicó la tasa máxima permitida, cuyo límite es de 0,15 miligramos de alcohol por litro de aire espirado para conductores profesionales, por lo que detuvieron al hombre por los delitos de homicidio imprudente y contra la seguridad vial. El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Valencia para practicarle la autopsia.

Fotos

Vídeos