Un exyerno de los Lladró, condenado a dos años por llevarse muebles de una vivienda

A. RALLO VALENCIA.

La Audiencia ha condenado a un exyerno de la familia Lladró a dos años de cárcel y al pago de multas de 12.600 euros por quedarse parte del mobiliario de una vivienda que le había cedido su esposa, una de las hijas de la conocida saga de empresarios de la porcelana. Los hechos se remontan a 2013. La pareja había iniciado ya los trámites para divorciarse. La mujer consintió que el ahora condenado, Isidoro M., viviera en ese inmueble hasta que encontrara otra residencia.

Según la sentencia, el hombre se negaba a abandonar el domicilio. No lo hizo hasta que recibió una orden judicial de desahucio. Entonces la mujer se encontró con una desagradable sorpresa: daños en el inmueble -por ejemplo, arrancó los aparatos de aire acondicionado- y desaparición de muebles. La víctima, representada por el despacho Lorente Abogados, ha logrado una condena por dos delitos, el de apropiación indebida y de daños. Además, deberá pagar una indemnización de unos 40.000 euros.

Fotos

Vídeos