Una estampa de un santo entre los paquetes de droga

Los agentes que intervinieron el pasado martes el alijo de 520 kilos de cocaína en Valencia hallaron una estampa plastificada de un santo entre los paquetes de droga. Algunos narcotraficantes se encomiendan a imágenes de especial virtud en su religión para proteger sus envíos de cocaína. Otros consultan y pagan grandes cantidades de dinero a santeros en busca de suerte o la fecha más adecuada para desembarcar la droga. También introducen en los contenedores objetos pequeños, a los que atribuyen la virtud de alejar a la policía o propiciar el bien. Estas creencias extrañas proliferan en los cárteles de la droga en los países sudamericanos, según las investigaciones.

Fotos

Vídeos