Dos encapuchados tirotean a un joven de Catarroja por un ajuste de cuentas

Los policías acordonan el escenario del tiroteo poco después de producirse el asalto. / LP

La víctima, un delincuente habitual, resultó herido de dos disparos después de ser asaltado por la pareja en su vivienda

ADA DASÍ Catarroja

Un tiroteo en la calle Alicante de Catarroja, posiblemente por un ajuste de cuentas, se saldó en la madrugada de ayer con un hombre herido por arma de fuego, un delincuente habitual que responde las iniciales D. R.

A las seis menos cuarto de la madrugada, los residentes de esta calle cercanos al número 29 se despertaron sobresaltados por el ruido de varios disparos. «Cuando me asomé a la ventana vi varios coches de la Policía Local y a los agentes que entraban en un patio», comenta uno de los testigos.

La versión oficial apunta a que dos hombres encapuchados, fueron en busca de un delincuente habitual del barrio, conocido como 'El Dieguito'. Llegaron a su domicilio y dispararon contra él con una pistola del calibre 22. Lo hicieron hasta en dos ocasiones, aunque los testimonios recogidos por este periódico señalan que llegaron a escuchar «cuatro detonaciones».

El individuo intentó escapar y se produjo otro disparo en el patio de la finca. Tras esto, los encapuchados se montaron en un vehículo de color marrón, según algunos testigos, preparado para la huida y que golpeó accidentalmente contra una de las plantas bajas de la calle.

Tres coches patrulla de la Policía Local fueron los primeros en acudir al lugar de los hechos. Agentes locales y de la Guardia Civil comprobaron que había sangre en el patio de la finca y subieron para buscar al herido que, una vez localizado, entró por su propio pie a la ambulancia del SAMU, a pesar de que presentaba una herida de bala en el costado y otra en el brazo. Fue estabilizado por los sanitarios que lo trasladaron hasta La Fe.

Con la llegada de la Guardia Civil, se acordonó la zona y se dejó libre el paso a la Policía Científica para investigar los hechos, tanto en el domicilio del herido como a pie de calle, que estuvo cortada durante toda la mañana, para buscar pruebas que puedan arrojar luz sobre los hechos y los autores de los disparos que escaparon del lugar a toda prisa.

Uno de los testimonios señala que, tras escuchar los tiros y asomarse a la ventana para ver lo que estaba pasando, «oímos como decía '¡qué me matan!'». El vecino de Catarroja asegura que la víctima «no debía estar mal herida porque entró a la ambulancia por su propio pie». La sensación en el vecindario es de «miedo y preocupación», sobre todo después de que los agentes que intervinieron en el suceso llamaran puerta por puerta para identificar a los vecinos de la finca.

Huyó del hospital

La frase más repetida era una: «Algún día tenía que pasar algo así». Y es que el 'Dieguito' es un viejo conocido de las Fuerzas de Seguridad y también de los residente que han presenciado el registro de su vivienda por agentes de policía en diversas ocasiones. «Buscando drogas», según comentan, y algún que otro escándalo en el que se ha visto implicado. Hace tres semanas, el hombre fue víctima de una paliza de la que todavía le quedaban secuelas. Los hechos ocurrieron en la plaza de la Región a las tres de la madrugada, cuando dos individuos comenzaron a golpearle sin piedad. «Llevaba heridas en la cabeza, los brazos vendados y estaba lleno de moratones», comenta un conocido. Después lo trasladaron al hospital. Huyó de allí antes incluso de recuperarse, con la misma bata que le habían puesto tras el ingreso.

Algunos de los testimonios recogidos por este periódico advierten que incluso su madre llegó a comentar entre el vecindario: «A mi hijo le va a pasar algo pronto», como si vaticinara lo que se le venía encima. «Él se jactaba de esconder en una bolsa de deportes dos pistolas y un machete», añade gente del vecindario, que ahora están atemorizados porque los que han cometido estos hechos «no son unos aficionados».

Fotos

Vídeos