Un empresario obligaba a sus trabajadores a esconderse bajo el estiércol si se acercaba la policía

Dos personas han sido detenidas por un presunto delito de explotación laboral en una empresa agrícola/ganadera de Almoradí

EUROPA PRESS ALICANTE

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas en relación con un presunto delito de explotación laboral en una empresa agrícola/ganadera de Almoradí (Alicante). Uno de los detenidos es un empresario que presuntamente daba pautas a sus empleados --normalmente extranjeros en situación irregular-- para que se escondieran en el estiércol de la explotación para evitar ser detectados si había presencia policial.

Según ha informado la Policía en un comunicado, los detenidos son dos personas a quienes se considera presuntos autores de un delito de falsedad documental y contra los derechos de los trabajadores. A raíz de una denuncia presentada en dependencias policiales de Murcia, los agentes tuvieron conocimiento de una serie de irregularidades en el seno de una explotación agrícola/ganadera situada en la localidad de Almoradí.

Efectivos de la Policía Nacional iniciaron una investigación conjunta y comprobaron que en este centro de trabajo supuestamente se cometían irregularidades a nivel laboral con respecto al horario y la apertura.

Además, esta empresa no poseía el obligado material de seguridad recogido en la normativa sobre Prevención de Riesgos Laborales y les arrendaba a sus trabajadores unas casetas, situadas en el interior de la finca, algunas de ellas con unas "condiciones ínfimas de seguridad".

En el momento de la inspección policial y de trabajo se hallaban trabajando dos ciudadanos extranjeros jubilados. Por las declaraciones de los implicados, se determinó que el empresario supuestamente solía contratar a personas extranjeras en situación irregular a las que les daba pautas de cómo actuar en caso de presencia policial, como esconderse en el estiércol de la explotación "para evitar ser detectado".

Además, el gerente simuló una relación laboral con otra persona con el fin de que ese supuesto trabajador consiguiese ciertos "beneficios administrativos" a nivel de extranjería con la consiguiente falsedad contractual.

Esta falsedad fue detectada en la Oficina Única de Extranjeros de Murcia y se dio aviso a Inspección de Trabajo de Alicante, que anuló por fraudulentas todas las anotaciones y movimientos de este supuesto trabajador.

Los investigadores han detenido al empresario y a la persona que simuló esa relación laboral inexistente y que además se encontraba en situación irregular en España. Ambos, tras ser oídos en declaración han sido puestos en libertad con cargos.

La inspección policial y laboral ha sido llevada a cabo por miembros de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Murcia y la Comisaría Provincial de Alicante en colaboración con Inspección de Trabajo de Alicante.

Fotos

Vídeos