Dolor en Cullera y Tavernes por la muerte de Andrea y Yago

Andrea, la joven que murió atropellada. / ATLAS

Cientos de familiares y amigos despidieron ayer a las últimas víctimas de los accidentes de circulación protagonizados por conductores ebrios

M. G. /R. E.VALENCIA.

Cientos de familiares y amigos despidieron ayer a las últimas víctimas de los accidentes de circulación protagonizados por conductores ebrios en Sueca y Tavernes de la Valldigna. La joven Andrea Mengual, de 19 años, fue recordada en Cullera, mientras que Yago, de la misma edad, recibió una emotiva despedida en el municipio de La Safor.

La parroquia de los Santos Juanes de Cullera se quedó pequeña para albergar a los consternados amigos y allegados de la joven. No faltaron miembros de su comisión fallera La Bega-Port. El alcalde, Jordi Mayor, se mostró asombrado por la puesta en libertad del conductor detenido por el atropello. «Con este tipo de decisiones no se ayuda a las campañas de los ayuntamientos contra el uso del coche con embriaguez o drogas». El lugar donde murió Andrea se ha llenado de fotos suyas colocadas por sus amigos en su recuerdo.

Más información

Dolor y rabia también en Tavernes de la Valldigna, donde centenares de vecinos brindaron un último adiós a Yago Pellicer, el joven de 19 años que falleció al chocar en moto con el vehículo que conducía Jorge P. F., que dio positivo en el test de alcoholemia. Su funeral se ofició a las cinco de la tarde, en una abarrotada Iglesia de Sant Pere. Yago era el hijo mayor de una familia muy conocida. Deja también un hondo vacío en la Falla Passeig.

Fotos

Vídeos