La policía busca a un menor sospechoso de secuestrar a Pilar Garrido

 Retrato robot. Imagen del rostro de uno de los secuestradores difundida por la Procuraduría de Tamaulipas.
Retrato robot. Imagen del rostro de uno de los secuestradores difundida por la Procuraduría de Tamaulipas. / efe

El delincuente mexicano tiene unos 15 años de edad según la descripción realizada por el marido de la víctima

JAVIER MARTÍNEZ/EFE VALENCIA/MÉXICO.

La policía mexicana difundió ayer un retrato robot de uno de los presuntos secuestradores de la joven valenciana Pilar Garrido Santamans, desaparecida desde el pasado 2 de julio, y mantiene el operativo de búsqueda de la víctima y sus raptores en Tamaulipas, uno de los estados con mayor índice de criminalidad del país azteca. Como ya informó LAS PROVINCIAS, el retrato fue elaborado gracias a la descripción del joven delincuente realizada por el marido de la víctima, Jorge G. F., el único testigo y denunciante del rapto.

El portavoz de Seguridad Pública de Tamaulipas, Luis Alberto Rodríguez Juárez, precisó que solo se ha podido divulgar la imagen del rostro de este individuo, porque fue «al único que pudo ver bien» el esposo de Pilar cuando les amenazaron con pistolas, ya que al otro asaltante «no pudo verlo».

El retrato del presunto secuestrador que ha sido divulgado corresponde a un joven de unos 15 o 16 años de edad, de complexión delgada y de tez morena oscura. Pilar Garrido, de 34 años, reside en México desde hace tres años y fue secuestrada el 2 de julio cuando volvía con su marido y su hijo de un año a Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas, tras pasar unos días en la playa.

La extraña desaparición de de la joven valenciana hace 21 días mantiene en jaque a la Policía Federal de México

La Policía Estatal de México no califica este caso de secuestro porque no ha habido petición de rescate. Según la versión de Jorge F., su esposa fue raptada por tres hombres. Uno de ellos le apuntó con una pistola y le hizo indicaciones para que detuviera su vehículo cuando circulaba por una carretera secundaria. Jorge vio las amenazas a través de su espejo retrovisor y decidió parar porque temía que abrieran fuego contra la parte trasera de su coche, donde viajaba su bebé.

La policía sospecha que los hombres armados pretendían robar el automóvil de las víctimas, y por eso les dijeron que bajaran del vehículo, pero Pilar les rogó que no lo hicieran porque su bebé estaba dentro del coche. Y entonces, uno de los individuos gritó: «¡Nos llevamos a la vieja!», según el testimonio de Jorge. En Tamaulipas, uno de los estados más violentos de México, las bandas criminales han cometido 686 homicidios y 105 secuestros en los primeros cinco meses del año. Sin embargo, la hermana de Pilar confía en la policía azteca. «Mientras no haya un cuerpo hay esperanza para encontrar a mi hermana», dijo Raquel Garrido en la Cadena COPE.

La extraña desaparición de la joven valenciana mantiene en jaque a la policía mexicana tras cumplirse hoy 21 días del rapto sin pistas fiables del paradero de la víctima. El fiscal del estado mexicano de Tamaulipas, Irving Barrios, informó el pasado jueves sobre las investigaciones infructuosas tras seis operativos de búsqueda en cuatro localidades de los municipios de Soto la Marina y Abasolo, los más cercanos al lugar donde ocurrieron los hechos denunciados.

La denuncia del secuestro ante la Procuraduría de Tamaulipas se presentó el 3 de julio, y desde entonces la Policía Federal de México no ha dejado de buscar a Pilar Garrido en estrecha colaboración con la Policía Investigadora de Personas no Localizadas de Tamaulipas. Un equipo de agentes de la Coordinación Estatal Antisecuestros del país azteca también apoya a los investigadores.

Raquel insiste en la colaboración ciudadana y recuerda que cualquier residente en México que tenga información sobre la desaparición de su hermana puede llamar al número de teléfono 088 de la Policía Federal. La policía española también activó el protocolo para estos casos después de que la hermana de la víctima acudiera a la comisaría de Alzira para denunciar el secuestro. Desde entonces, el Grupo de Secuestros y Extorsiones, que está integrado por investigadores y negociadores de la Comisaría General de Policía Judicial, intercambia información del caso con las autoridades mexicanas.

Fotos

Vídeos