Detenido un hombre por dejar sola a su hija de cinco años e irse al karaoke

La niña salió al patio llorando tras despertarse y la Guardia Civil la auxilió y arrestó al progenitor tras localizar su coche junto a un local de ocio

REDACCIÓN ALICANTE.

La Guardia Civil detuvo en Guardamar del Segura a un hombre, de 35 años y de nacionalidad española, como presunto autor de un delito de abandono de un menor tras dejar sola en casa a su hija de cinco años para ir al karaoke. La niña, al despertarse y verse sola, salió al patio llorando.

Según informaron ayer fuentes del instituto armado en un comunicado, los hechos sucedieron sobre las 03.25 horas de la madrugada cuando agentes de la Guardia Civil recibieron el aviso de un vecino de la localidad de Guardamar del Segura. Esta persona decía que estaba escuchando llorar y gritar a su vecina pequeña de cinco años, una menor que vive sola con su padre.

Una patrulla de la Guardia Civil se desplazó al lugar con urgencia y comprobó que en el interior del patio de la vivienda se escuchaba a una niña pequeña llorar «desconsolada». Los agentes, para socorrer a la menor, accedieron al domicilio saltando la valla del patio, según informaron las mismas fuentes.

Nada más ver a los agentes, la niña se abrazó a ellos, según la Guardia Civil. Mientras uno de los guardias se quedaba con la niña, el otro entró en el domicilio para buscar al padre, pues pensaban que le podía haber ocurrido algo. Sin embargo, el domicilio estaba vacío.

Inmediatamente, los agentes alertaron de la desaparición del progenitor, cuyo vehículo no estaba en la vivienda, ni en los alrededores, por lo que establecieron un dispositivo de búsqueda para localizar a este hombre.

Una hora más tarde, el vehículo fue localizado aparcado cerca de un local de karaoke de Guardamar del Segura, en cuyo interior los agentes comprobaron que estaba el padre, ajeno a todo lo que estaba sucediendo en su domicilio. El hombre estaba «sobrio y en plenas facultades para continuar haciéndose cargo de su hija», según pudieron comprobar los agentes tras recriminarle su acción.

Los guardias civiles consideraron que la niña ya había sufrido suficientes sobresaltos en esa misma noche, y aunque detuvieron al padre como presunto autor de un delito de abandono de un menor, lo pusieron luego en libertad con cargos hasta la celebración del juicio con el fin de evitar más perjuicio a la niña.

En 2009, la Policía Nacional detuvo a un hombre por dejar a su hijo de tres años en el coche mientras tomaba copas en un bar de Ruzafa. Los hechos ocurrieron en la madrugada. El menor lloraba y golpeaba con sus pequeños brazos la ventanilla del vehículo. Un vecino llamó al 091 y la policía localizó al padre del niño. El hombre de 31 años estaba tomando copas con varios amigos en un bar cercano. Los agentes detuvieron al individuo por un delito de abandono de menor tras averiguar que el pequeño había estado media hora encerrado en el coche.

Fotos

Vídeos