Detenido el fundador de una plataforma de ayuda a animales y su mujer por usar la recaudación para llevar un alto tren de vida en Dénia

Se calcula que han llegado a obtener más de 300.000 euros de beneficio y puede haber unas 300 empresas o establecimientos perjudicados

LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

La Guardia Civil ha detenido en Dénia a un español de 58 años y a una mujer española de 41, por los presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, administración desleal, contra los derechos de los trabajadores y falsificación documental.

Durante dos años han estado recaudando fondos para una falsa plataforma pro animal. Se calcula que han llegado a obtener más de 300.000 euros de beneficio y puede haber unas 300 empresas o establecimientos perjudicados.

La dueña de una tienda de animales y varias protectoras de Denia acudieron a la Guardia Civil de El Vergel cuando después de estar colaborando económicamente durante casi dos años con una plataforma creada para unificar las protectoras de animales de La Marina Alta, sospecharon que todo el dinero que se recaudaba no se invertía en nada de lo que les habían dicho.

El responsable de la plataforma, un hombre que alardeaba de ser un empresario adinerado, y su mano derecha, una mujer que siempre le acompañaba, llegaron a Denia en el año 2015 y formaron una plataforma a favor del mundo animal.

A través de ella, firmaron convenios con protectoras de animales de la Marina Alta y con diversos ayuntamientos para crear un refugio de animales. También hacían campañas de recogida de dinero con eventos, colaboraciones de voluntarios y otras donaciones. Llenaron cientos de locales comerciales con sus huchas recaudadoras, poniéndolas a disposición de los clientes para que ayudaran con la causa.

Esta plataforma llegó a tener tal repercusión que incluso una conocida ONG de Dénia realizó un convenio con ellos para la campaña de navidad 2016/2017 en la que se ayudarían mutuamente para recaudar fondos. En esta campaña, gracias a que usaron la publicidad de la ONG, sin su consentimiento, esta plataforma llegó a triplicar las donaciones, sin embargo, no aportó nada a la organización no gubernamental.

Durante más de año y medio lograron acumular más de 300.000 euros gracias al altruismo y buena voluntad de la gente, dinero que pocas veces invirtieron en animales sino en llevar un alto tren de vida.

Después de muchas irregularidades, las protectoras colaboradoras decidieron solicitarle la documentación de la plataforma, pero el resultado fue que él decidió darse a la fuga y desaparecer de la localidad. Su compañera, sin embargo, siguió en Dénia, y lo excusaba cada vez que preguntaban por él, diciendo que estaba ingresado en el hospital sin decir nunca en cual.

El Área de Investigación de la Guardia Civil de El Vergel se hizo cargo del caso, y cuando comenzó a revisar documentos relacionados con esta plataforma descubrió que ni siquiera estaba registrada legalmente ni como empresa ni como asociación. Es más, tampoco se encontró ningún contrato de trabajo para la media docena de voluntarios que habían participado en las campañas de recogida de donativos.

La operación llegó a su punto álgido cuando los agentes desenmascararon la verdadera identidad de este estafador. Todo este tiempo, el nombre que usó en los convenios era falso. Es más, se comprobó que llevaba identificándose con ese nombre y apellidos durante aproximadamente 10 años y realizando estafas similares por toda España.

La Guardia Civil, tras un seguimiento exhaustivo a la cómplice, localizó con éxito a este individuo en Alcoy, en un domicilio donde ella lo visitaba de vez en cuando.

Se registraron las viviendas de cada una de estas personas, la del varón en Alcoy y la de la mujer en Denia. En ellas se intervino numerosa documentación de la empresa, huchas con las que hacían las campañas de recaudación de dinero, documentación de la ONG que colaboró con ellos, y una cantidad considerable de recibos de dinero aportado por unos 300 establecimientos y empresas, cuyo montante asciende a más de 300.000 euros. También apareció la documentación verdadera de este presunto estafador en el interior de una caja fuerte donde la ocultaba a buen recaudo.

La Guardia Civil de El Vergel ha detenido a este hombre de 58 años y a la mujer de 41 por los presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, administración desleal, contra el derecho de los trabajadores y falsedad documental. Tras pasar a disposición judicial, el fundador de la empresa, que también estaba siendo reclamado por varios juzgados de Barcelona, ha ingresado en prisión y su colaboradora ha quedado en libertad con cargos.

Temas

Dénia

Fotos

Vídeos