Un detenido por cultivar marihuana intenta sobornar a un guardia civil en Picanya

Un detenido por cultivar marihuana intenta sobornar a un guardia civil en Picanya

El arrestado tenía una plantación con 180 ejemplares de cannabis en su casa

EFEValencia

La Guardia Civil ha desmantelado un cultivo de 180 plantas de marihuana ocultas en una vivienda en Picanya (Valencia) y ha detenido a dos hombres, uno de los cuales ha intentado sobornar a uno de los agentes en el momento de la detención.

Los detenidos en el marco de la operación "Keta+2", uno de nacionalidad española y otro argelino, son los presuntos autores de los delitos contra la salud pública, cohecho y defraudación de fluido eléctrico, según un comunicado del instituto armado.

Según las fuentes, dentro de los servicios establecidos para prevenir el tráfico y cultivo de sustancias estupefacientes en la provincia de Valencia, la Guardia Civil de Paiporta recibió el aviso de un particular de Picaña acerca de un continuo trasiego de personas que acudían a esa vivienda.

Por ello, se inició la operación "Keta+2" por parte de la Guardia Civil de Paiporta con el objeto de poder localizar y detener a los autores de estos hechos delictivos.

La fase de explotación empezó y culmino el pasado día 15 de febrero cuando los agentes entraron a la vivienda y descubrieron en su interior una plantación "Indoor" de 180 plantas de marihuana y toda una infraestructura necesaria para favorecer su cultivo.

Los agentes detuvieron a dos varones de 27 y 30 años edad, un argelino y un español, según las fuentes, que han indicado que el de nacionalidad argelina intentó sobornar a uno de los agentes, por lo que se le atribuye además del delito contra la salud pública, delito de cohecho.

Una vez realizado el registro, se comprobó que en el domicilio había un intrincado sistema de cultivo semiautomático, además de la manipulación de suministro eléctrico.

En este operativo los agentes lograron desmantelar un cultivo de marihuana dentro de la vivienda de 180 plantas distribuidas en tres habitaciones, destinadas al cultivo de marihuana, secado y preparación para la venta.

Durante la entrada y registro, se incauto 180 plantas de marihuana, 430 euros, 22 monedas rumanas y 20 monedas polacas, diversos teléfonos móviles, ordenadores portátiles, armas blancas y documentos de identidad de otras personas.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Guardia de Torrent. E

Fotos

Vídeos