Detenida en Alicante la cabecilla de una banda de asaltantes a conductores en el Mediterráneo

por el momento, no han sido localizados los otros miembros de la red delictiva

EFEAlicante

La Policía Nacional ha detenido en Alicante a la presunta cabecilla de una banda que asaltaba a conductores en estaciones de servicio de autovías y autopistas del mediterráneo español para robarles, instantes después de provocar un leve accidente de carretera.

Los miembros de la organización adquirían coches de alquiler, usando documentación falsa, con los que circulaban por las carreteras de diferentes puntos de la geografía mediterránea para buscar posibles víctimas que iban al volante de sus vehículos, según han informado hoy fuentes policiales.

Cuando las localizaban, los delincuentes causaban un leve accidente en la red viaria que obligaba a sus víctimas a detenerse en las estaciones de servicio, donde, con la excusa de tramitar los papeles del seguro, les robaban.

Hasta el momento, el Grupo de Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante ha conseguido esclarecer ocho delitos atribuidos a este entramado delictivo. En concreto, tres apropiaciones indebidas de vehículo, dos robos en interior de vehículo, dos hurtos y un delito de robo con violencia e intimidación. Además, los agentes le imputan a la detenida un presunto delito de falsedad documental.

En un registro practicado en el domicilio de la sospechosa, arrestada en la capital alicantina, los agentes hallaron las llaves de los vehículos de los que supuestamente ella se había apropiado de manera ilegal, y los investigadores lograron recuperar los coches.

Los miembros de la organización tenían las tareas perfectamente diferenciadas: mientras unos vigilaban o despistaban, otros se dedicaban a sustraer los objetos de valor y no dudaban en "hacer uso de la violencia si eran descubiertos en su empeño", según las mismas fuentes.

Los asaltantes operaban en distintos puntos de la geografía mediterránea, aunque los delitos esclarecidos en la operación se perpetraron en las provincias de Alicante y Valencia, y en la Región de Murcia. Además, a la presunta líder de la banda le constan detenciones en Tarragona, Mallorca, Burgos, Toledo, Navarra y Ciudad Real.

La arrestada, de nacionalidad rumana y 35 años, ha sido puesta a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Alicante, que ha decretado su ingreso en prisión, según la Policía Nacional.

Por su parte, fuentes próximas a la investigación han indicado a Efe que, por el momento, no han sido localizados los otros miembros de la banda.

Fotos

Vídeos