La delincuencia cae a su cota más baja en una década

A. CHECA

valencia. La tasa de criminalidad en la Comunitat, el índice de delitos y faltas por cada 1.000 habitantes, nunca había estado tan baja en la última década. Si en 2007 las infracciones penales se situaban en un índice del 68,3, el año pasado bajaron hasta los 46, según los datos oficiales confirmados ayer por la Delegación del Gobierno. En el último año destaca la reducción de los robos en domicilios (-11,6%), las sustracciones de coches (-10,8%) o los atracos (-8,9%).

Los datos del Ejecutivo revelan cómo también se ha frenado una de las lacras que más alarma había causado en los últimos años. Los robos en el campo, que desataron las protestas de los agricultores, se reducen un 19,5%. Se ha pasado de 3.013 infracciones penales conocidas del año 2016 a los 2.425 del año 2017.

200 sustracciones cada mes

Esa es la lectura positiva. El 'pero' podría situarse en que la cifra supone que cada mes se produzcan algo más de 200 asaltos en explotaciones agrarias, lo que demuestra que, aunque efectivo, el trabajo de las unidades policiales especializadas aún tiene camino que recorrer, así como las investigaciones encaminadas a esclarecer dónde se venden los productos robados, el quid de la cuestión, según los agricultores.

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, quiso valorar un balance que sitúa «la Comunitat con los mejores datos de la serie histórica», por lo que ensalzó «el trabajo y el esfuerzo de las Fuerzas de Seguridad, tanto del Estado como de los municipios».

Los datos también revelan un aumento de los asesinatos y homicidios (+11%) en la provincia de Valencia, de los 13 cometidos en 2016 a los 26 que se registraron durante el año pasado.

Fotos

Vídeos