Cinco jóvenes le rompen la mandíbula a un hombre por defender a una mujer

Zona de Patraix en la que tuvo lugar la pelea y donde los agentes encontraron al hombre inconsciente.
Zona de Patraix en la que tuvo lugar la pelea y donde los agentes encontraron al hombre inconsciente. / juanjo monzó

La víctima tuvo que ser intervenida quirúrgicamente por la brutal paliza y todavía no puede ingerir alimentos sólidos

D. GUINDO VALENCIA.

De nuevo una acción solidaria, prácticamente heroica, presenta como consecuencia un castigo desmedido. Un hombre de 33 años fue víctima recientemente en Valencia de una brutal paliza por tratar de defender a una joven que estaba siendo insultada y agredida por varios chicos en plena calle. Su único objetivo era el de intentar defenderla y terminó en el quirófano con la mandíbula rota. Todavía hoy no puede ingerir alimentos sólidos. Sus presuntos agresores, después de una ardua investigación desarrollada por los agentes de la Policía Nacional de la comisaría de Patraix, fueron detenidos y pasaron a disposición judicial.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de junio, pero la información del suceso no trascendió hasta ayer, cuando informó oficialmente el Cuerpo Nacional de Policía. Sobre las siete y cuarto de la mañana, la sala del 091 recibió una llamada de aviso. Al parecer, y fruto de una pelea a las afueras de un local de ocio del distrito de Patraix, una persona estaba en el suelo inconsciente. Los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por el 091 para que se dirigiesen al entorno del establecimiento ya que, en plena vía pública, supuestamente había tenido lugar una reyerta con el resultado de una persona herida.

Inmediatamente, los policías se dirigieron al lugar y observaron a un hombre en el suelo con una herida sangrante en la cabeza, por lo que rápidamente avisaron a los servicios sanitarios que, una vez en el lugar y tras una primera valoración, lo trasladaron a un hospital de Valencia, donde fue atendido de las lesiones que presentaba. En el centro sanitario le diagnosticaron fractura de maxilar y contusiones, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Los agentes pudieron averiguar que la víctima se encontraba con sus amigos cuando observaron a un grupo de cinco chicos empujando e insultando a una joven, por lo que se acercaron para intervenir y defenderla. Sin embargo, fueron agredidos por los sospechosos, que no pararon hasta hacer caer a uno de ellos al suelo, donde continuaron dándole patadas y puñetazos que le hicieron perder el conocimiento.

Como fruto de las pesquisas de la investigación, los policías también supieron que la chica era la expareja de uno de los allí presentes que, tras coincidir con ella en el local de ocio, comenzó a insultarla e, incluso, la obligó a salir de la discoteca.

Los policías averiguaron, asimismo, que la chica se había marchado fuera de España para evitar problemas tras romper su relación, y que había recibido amenazas a través de Whatsapp en el que su antiguo novio le advirtió que le iba a cortar las piernas y que iba a matarla. Además, le amenazaba con que, si le denunciaba, habían 20 personas detrás de él, según describieron ayer fuentes de la Policía Nacional.

Después de un tiempo la joven regresó a España y el día que ocurrieron los hechos ésta se encontraba con una amiga en el citado local de ocio donde coincidió con su ex pareja. Él comenzó a decirle que esto no iba a quedar así. Además la insultó y volvió a amenazarla, indicaron las mismas fuentes.

Los agentes averiguaron que una vez fuera de la discoteca la joven continuó recibiendo amenazas por parte de su ex pareja y de los amigos de éste, que también la empujaron y agredieron hasta la llegada de los otros jóvenes que trataron de protegerla.

Finalmente, los policías, tras organizar varios dispositivos para la localización de los sospechosos, lograron la detención de cinco jóvenes, de entre 23 y 25 años y de origen español, por un presunto delito de lesiones graves.

Fruto de la investigación, los agentes también consiguieron saber que la chica había roto la relación debido a sus continuos celos y episodios violentos, ya que su antigua pareja no la dejaba salir con amigas y hasta controlaba la ropa que se ponía, añadieron desde la Policía Nacional.

De los cinco detenidos, cuatro contaban ya con antecedentes policiales, y todos ellos pasaron a disposición judicial.

Otra agresión

No es la primera vez que ocurren unos hechos similares en el valenciano distrito de Patraix. Otra brutal agresión en la puerta de una discoteca se saldó con la detención de tres jóvenes ecuatorianos y la hospitalización de la víctima durante 26 días, la mitad de ellos en estado de coma.

Los violentos hechos ocurrieron sobre las siete de la mañana del pasado mes de febrero, cuando un joven hondureño de 19 años y un amigo defendieron a unas chicas que estaban siendo molestadas por un grupo de jóvenes ecuatorianos. Estos se ensañaron con el primero y le propinaron patadas y puñetazos hasta que cayó al suelo gravemente herido.

La víctima entró en estado de coma como consecuencia de los golpes que recibió en la cabeza. Varias patrullas de la Policía Nacional y un equipo médico del SAMU se desplazaron con urgencia al lugar y encontraron al joven inconsciente en el suelo en una calle de Patraix.

Los autores de la agresión ya habían huido cuando llegaron los primeros policías. Mientras la víctima recibía asistencia médica y era trasladada a un hospital, los agentes realizaban las primeras indagaciones para identificar a los agresores. Los tres jóvenes detenidos tienen antecedentes delictivos y fueron arrestados tras una ardua investigación.

También en Alicante, hace unas dos semanas, agentes de la Policía Nacional detuvieron a tres jóvenes acusados de propinar una paliza a un chico que se interpuso cuando uno de ellos presuntamente abusaba de su pareja.

Más

Fotos

Vídeos