Los bomberos rescatan a una pareja y sus dos hijas pequeñas de su casa en llamas en Valencia

Estado en el que ha quedado la vivienda./LP
Estado en el que ha quedado la vivienda. / LP

La familia se refugió en el cuarto de baño y resultó intoxicada por humo mientras la policía abría la puerta de la casa a golpes con un extintor y patadas

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Cuatro policías nacionales y un equipo de bomberos rescataron a dos niñas pequeñas y a sus padres tras quedar atrapados en su casa en llamas en un edificio de la calle Zapadores en Valencia. Los angustiosos hechos ocurrieron sobre las tres de la madrugada del domingo al declararse un incendio en la vivienda mientras las víctimas dormían en sus habitaciones.

Un vecino de la finca dio la voz de alarma al ver que salía humo de la quinta planta. Tras llamar este hombre al 091, dos patrullas de la Policía Nacional y un equipo de Parque Central de Bomberos se desplazaron con urgencia al lugar. Los agentes gritaron para despertar a las personas que dormían en la casa llena de humo, pero no obtuvieron ninguna respuesta. También golpearon la puerta ennegrecida tras confirmarles un vecino que una pareja boliviana y sus dos hijas pequeñas vivían en el piso. La familia estaba en peligro.

Tras abrir una ventana del rellano, los policías volvieron a gritar y esta vez contestaron un hombre y una mujer. Sus voces se escucharon en el patio de luces. Los agentes trataron de tranquilizar a las víctimas, que estaban muy asustadas, y les pidieron que se refugiaran en la habitación más alejada del fuego y que pusieran toallas mojadas en las rendijas para que no entrara el humo.

La familia estaba atrapada por las llamas, pero los bomberos iban a llegar muy pronto por la cercanía del parque de la avenida de la Plata. Fueron minutos de gran tensión y nerviosismo en los que los policías actuaron con gran diligencia. Como la situación de riesgo continuaba, los agentes intentaron abrir la puerta a patadas para rescatar a las víctimas, pero sus primeros esfuerzos fueron en vano.

Ocho intoxicados por humo

Ante el temor de que las llamas hubiesen alcanzado a las niñas, los policías utilizaron un extintor para golpear la puerta hasta que lograron abrirla, pero la gran cantidad de humo frustró el primer intento de rescate. Los agentes decidieron entonces esperar a los bomberos y avisaron a los vecinos de las plantas superiores para que no salieran de sus casas, ya que el denominado efecto chimenea había inundado de humo la parte más alta del edificio.

Poco después, los bomberos con equipos de respiración rescataron a las dos niñas de cuatro y siete años y a sus padres, que estaban muy asustadas en el cuarto de baño. Las cuatro personas resultaron intoxicadas por inhalación de humo y fueron atendidas por los sanitarios del Servicio de Ayuda Médica Urgente (SAMU). Ninguna de las víctimas sufrió quemaduras, según informaron fuentes policiales.

Una ambulancia trasladó a la familia al Hospital Doctor Peset. Los cuatro policías que auxiliaron a las víctimas también inhalaron humo y recibieron atención médica en el Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo. Según las primeras investigaciones policiales, el fuego se inició en un sofá del comedor mientras la familia dormía. Las llamas destruyeron los muebles de esta estancia en pocos minutos y el humo afectó al resto de la vivienda.

Fotos

Vídeos