Dos niñas gemelas de 10 meses mueren en el incendio de una casa en Ontinyent

La casa donde se ha producido el incendio en Ontinyent./EFE
La casa donde se ha producido el incendio en Ontinyent. / EFE

El padre estaba cortando leña en las inmediaciones y arrojó agua con una manguera para tratar de sofocar el fuego

JAVIER MARTÍNEZValenciaMANUEL GARCÍAAlzira

Dos niñas gemelas de 10 meses fallecieron ayer al mediodía en el incendio de una casa de campo en el término municipal de Ontinyent mientras su padre cortaba leña en las inmediaciones. El infortunio y la muerte se dieron la mano en pocos minutos, ya que la madre tampoco se encontraba en la vivienda. La mujer estaba trabajando y su marido cuidaba de las dos pequeñas.

El padre de las menores, cuya identidad responde a las iniciales A. C. B. y de nacionalidad española, arrojó agua con una manguera cuando descubrió el fuego, pero no pudo impedir el avance de las llamas. Un equipo de bomberos del parque de Ontinyent se movilizó con urgencia y llegó al lugar pocos minutos después, pero tampoco pudo hacer nada para salvar a las pequeñas.

Los trágicos hechos ocurrieron sobre las tres de la tarde. La Guardia Civil y los bomberos recibieron el aviso de un incendio en una vivienda antigua de tres plantas en el camino de la Moneda. Los servicios de emergencia tardaron muy poco en llegar, porque la casa se encuentra a menos de un kilómetro del casco urbano de la capital de la Vall d’Albaida, según informaron fuentes policiales.

Las llamas se iniciaron en el comedor de la casa. Cuando llegaron los primeros bomberos a la vivienda, la puerta estaba abierta y el fuego se propagaba con gran rapidez y virulencia por las vigas de madera. En las labores de extinción del incendio participaron un total de 12 bomberos de los parques de Ontinyent, Xàtiva y Alzira. Varias patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local de Ontinyent acudieron también con urgencia al lugar. El oficial de bomberos que se encontraba de guardia coordinó la extinción del fuego y el posterior rastreo de todas las plantas de la casa.

Los equipos de respiración de los primeros bomberos que entraron en la casa quedaron dañados por el fuego, porque se afanaron en apagar las llamas en un intento de rescatar a las dos menores. Las capuchas y trajes también resultaron afectados por las altas temperaturas que se registraron en el comedor de la vivienda.

Tras sofocar las llamas, un bombero encontró los cadáveres de las dos niñas nada más entrar en la casa. El padre de las menores fue trasladado a un hospital tras sufrir una crisis de ansiedad cuando le confirmaron la muerte de sus hijas. El hombre también sufrió quemaduras leves. La madre se enteró de la tragedia poco después. La mujer se había marchado una hora antes de que se iniciara el incendio. La planta baja de la casa quedó destruida por el fuego y las otras dependencias resultaron afectadas por el humo, según informaron fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia.

Reacciones

Propagación de las llamas

La vivienda siniestrada está llena de trastos viejos y esto facilitó que las llamas se propagaran con rapidez. La tercera hija del matrimonio, una niña de corta edad también, estaba en la casa de unos familiares cuando se produjo el incendio. Su madre la había dejado en esta vivienda poco antes de comenzar su jornada laboral. Un equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Xàtiva y dos agentes especialistas en incendios se hicieron cargo de las primeras investigaciones para determinar las causas del siniestro. Los cadáveres de las niñas fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Valencia para practicarles las autopsias.

La casa siniestrada tiene una chimenea en la planta baja. Tras el hallazgo de los cadáveres de las niñas, los bomberos inspeccionaron todas las dependencias de la vivienda ante la posibilidad de que hubiera alguna víctima más, y después realizaron las correspondientes labores de ventilación.

Investigación policial

En las próximas horas, cuando se enfríe la zona quemada, el equipo de la Guardia Civil especializado en la investigación de incendios realizará una inspección en la vivienda para tratar de determinar las causas del fuego. Una de las hipótesis que barajaban los investigadores era que las llamas se hubiesen iniciado por una chispa que habría saltado de la chimenea. La consternación se apoderó de los vecinos y del propio Ayuntamiento de Ontinyent cuando trascendió la muerte de las dos niñas gemelas.

Los equipos de respiración dañados en el incendio.
Los equipos de respiración dañados en el incendio. / Consorcio de Bomberos

El alcalde de la localidad y presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, decretó dos días de luto en el municipio. Las banderas ya ondeaban ayer por la tarde a media asta en la fachada del consistorio. Rodríguez señaló que el ayuntamiento ofrecerá ayuda psicológica a los padres de las menores fallecidas.

El 7 de junio de 2016, un niño de 12 años murió en otro incendio que destruyó una vivienda en la localidad de Benifaió. Los policías locales y guardias civiles que acudieron a la casa rescataron a otro niño de corta edad y a un hombre de 33 años tras derribar la puerta, que estaba cerrada con llave. El padre del menor fallecido estaba realizando unas gestiones en la comisaría de la Policía Nacional de Alzira.

El lugar del incendio, en el camino de la Moneda, a las afueras de Ontinyent.
El lugar del incendio, en el camino de la Moneda, a las afueras de Ontinyent. / Loclar

Fotos

Vídeos