Atribuyen otros 15 robos a los ladrones de la burundanga

Un vehículo de la Guardia Civil junto al juzgado de Picassent. / LP
Un vehículo de la Guardia Civil junto al juzgado de Picassent. / LP

Una de las víctimas es un invidente que sufrió graves lesiones al caer al vacío desde su domicilio cuando lo drogaron

JAVIER MARTÍNEZValencia

La investigación de la Guardia Civil de Picassent sigue dando sus frutos. Los dos ladrones detenidos por drogar a sus víctimas con burundanga, Héctor Jorge A. C. y Uriel A. C., de 33 y 30 años de edad, respectivamente, se enfrentarán a una posible condena de prisión tras la larga lista de robos que les atribuyen los investigadores.

Tras ser identificados como presuntos autores de tres delitos en El Saler y San Vicente del Raspeig, la Policía Nacional ha logrado esclarecer una quincena de robos cometidos, supuestamente, por los dos hermanos colombianos cuando residían en Madrid. Como ya informó LAS PROVINCIAS, los dos individuos drogaban a sus víctima con burundanga en encuentros sexuales concertados en webs de contactos y luego les robaban el dinero y desvalijaban sus casas en pocas horas.

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Picassent inició las investigaciones tras la denuncia presentada por un vecino de El Saler. Según la víctima, un joven al que había conocido en la red social Badoo le drogó para robarle el dinero y los objetos de valor que tenía en su casa. El ladrón también le sustrajo un coche y 1.500 euros que sacó en varios cajeros automáticos con las tarjetas del denunciante. Además, el mismo individuo desvalijó otra vivienda del mismo edificio tras coger la llave en la casa de la primera víctima. El delincuente sabía que los propietarios se encontraban de vacaciones y aprovechó la circunstancia para cometer dos robos en la misma noche.

Tras una minuciosa inspección en una de las casas de El Saler, la Guardia Civil Picassent halló una huella de uno de los ladrones e identificó al otro con la colaboración del Equipo de Policía Judicial de San Vicente del Raspeig, localidad donde los hermanos cometieron otro robo tras drogar a un hombre y a su madre. Una de las víctimas de estos delincuentes es un invidente que sufrió graves lesiones al caer al vacío desde su domicilio cuando lo drogaron en Madrid.

Los individuos utilizaron el mismo método durante varios meses en España. Primero creaban un perfil falso en una red social de contactos sexuales para hombres y luego concertaban una cita en el domicilio de la víctima tras engatusarla. Antes de mantener relaciones sexuales insistían en conversar un rato y tomar una copa, momento que aprovechaban para echar escopolamina en la bebida.

Los dos hermanos fueron identificados tras hallar la Guardia Civil de Picassent una huella de uno de los delincuentes en una casa que desvalijaron en El Saler

Una vez que las víctimas quedaban inconscientes, los ladrones sustraían dinero, joyas, teléfonos móviles, ordenadores y otros objetos de valor. Horas después, la víctima despertaba con dolor de cabeza y aturdimiento, pero apenas recordaba el encuentro sexual y descubría que le habían desvalijado su domicilio.

La escopolamina, una droga conocida como burundanga, causa taquicardia, alucinaciones y confusión, por lo que los delincuentes conseguían algunas veces los números secretos de las tarjetas de crédito, facilitados supuestamente por los hombres que sufrían los robos, y extraían dinero de los cajeros.

Según se desprende de las investigaciones, los dos hermanos se afincaron en Madrid, aunque viajaban a otros países con frecuencia y se desplazaban a varias provincias españolas, donde captaban a sus víctimas con perfiles y números de teléfono falsos en las redes sociales para dificultar su localización. Ante las dificultades para arrestarlos debido a su movilidad geográfica, un juez dictó una orden europea de detención para los dos jóvenes colombianos, que fueron apresados en Roma y Madrid.

Fotos

Vídeos