Asesinan a un hombre de una cuchillada en el corazón en un garaje de Patraix

Servicios sanitarios retiran el cuerpo del fallecido de la escena del crimen. / Manuel Molines
Servicios sanitarios retiran el cuerpo del fallecido de la escena del crimen. / Manuel Molines

La policía investiga si la víctima murió apuñalada por un ladrón tras sorprenderlo en pleno robo

RAFAEL LÓPEZ / JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA

Un pequeño revuelo en una calle del barrio de Patraix de Valencia alertó a los vecinos de un terrible crimen y los dejó sumidos en una profunda tristeza y preocupación. La calle Calamocha se llenó en pocos minutos de coches de la policía. La trágica escena fue descubierta por uno de los residentes del edificio. El hombre encontró el cadáver de un vecino del barrio entre dos plazas de garaje.

Antonio N. C., de 36 años de edad, fue hallado sin vida sobre las 15.30 horas cuando un residente del mismo edificio bajó al garaje para dejar su motocicleta en el número 14 de la calle Calamocha. Esta persona acudió al cuartel de la Guardia Civil de Patraix para alertar del macabro hallazgo. Al parecer, el testigo cogió su moto para recoger a su novia y al regresar observó manchas de sangre en el capó de un coche al lado de la plaza de garaje de la víctima. El hombre se acercó entonces y vio el cuerpo de Antonio N.

Tras recibir el aviso el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat, los agentes de la Guardia Civil de Patraix fueron los primeros en acudir al lugar de los hechos. También se trasladaron con urgencia varias patrullas de la Policía Nacional y la Policía Local de Valencia y una ambulancia del SAMU. Según fuentes de la investigación, los sanitarios apreciaron varias puñaladas en el cuerpo de la víctima, una de ellas en el corazón.

«Era un hombre de lo más normal sin problemas ni malas compañías», asegura un vecino. Antonio N. era ingeniero de una conocida empresa española de construcción. La víctima se marchaba a trabajar a las siete de la mañana de lunes a viernes. Su mujer estaba muy preocupada porque Antonio no respondía a sus llamadas al móvil. La policía investiga si la víctima murió acuchillada por un ladrón tras sorprenderlo en pleno robo.

Las sirenas de las ambulancias y de los coches patrulla de la policía alertaron a la pareja del fallecido de que algo grave ocurría a escasos metros del número 18 de la calle Calamocha, donde se encontraba la plaza de garaje del matrimonio. La mujer se dirigió a la policía para averiguar qué ocurría y con la ayuda de sus descripciones sobre la vestimenta de su pareja, el coche que conducía y el número de la plaza de garaje ayudó a los agentes a identificar el cadáver.

Poco después, un equipo de la Policía Científica llegó al lugar y realizó una minuciosa inspección en la escena del crimen. Los agentes buscaron huellas en el coche de la víctima, que tenía un cristal fracturado, y en otro turismo que estaba estacionado al lado. La Policía Nacional también buscó el arma del crimen en varios contenedores y bajo los coches que había aparcados en la calle Calamocha a la altura de la puerta del garaje.

El Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Valencia se hizo cargo de las investigaciones. El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia. La víctima y su mujer vivían en la calle Calamocha desde hace un año y medio. La muerte de Antonio N. ha causado una gran conmoción en el barrio de Patraix y en el pueblo de la provincia de Alicante donde reside su familia.

Fotos

Vídeos