Dos años de prisión preventiva para el marido de Pilar Garrido

Pilar Garrido y Jorge Fernández con su hijo en una foto familiar. / lp
Pilar Garrido y Jorge Fernández con su hijo en una foto familiar. / lp

El seguimiento del móvil del sospechoso desmonta su versión sobre el extraño secuestro que denunció ante la policía mexicana

MANUEL GARCIAJAVIER MARTÍNEZ ALZIRA/VALENCIA.

Tras unas jornadas de calma tensa en la vivienda familiar de los Garrido Santamans en Massalavés, las noticias de la detención y el posterior ingreso en prisión de Jorge Fernández como presunto autor del estrangulamiento de su esposa, han reabierto la herida que sufrieron hace casi dos meses con la extraña desaparición de Pilar Garrido en México. En la tarde de ayer, un juez azteca decretó dos años de cárcel preventiva para el único sospechoso detenido por el crimen.

El juez que instruye el caso acusa de homicidio al marido de la víctima y concede un plazo de tres meses «para la investigación complementaria», según informaron a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Tamaulipas. La audiencia inicial del caso tuvo una duración de más de 15 horas, y Fernández, mexicano y criminólogo de profesión, negó su implicación en la muerte de la joven valenciana. El fiscal estatal Irving Barrios señaló que el detenido «se reservó en un principio su derecho a declarar», y con posterioridad negó la autoría del crimen que le atribuye la policía.

Según el fiscal, «un cúmulo de medios probatorios» hicieron apuntar la investigación hacia el marido de la víctima. Entre las pruebas indiciarias que incriminan al sospechoso se encuentran varias declaraciones que realizó en calidad de víctima, y que luego eran contradictorias conforme la policía las contrastaba con sus averiguaciones. Una de ellas es la falta de concordancia en la hora de salida y llegada del coche que conducía el marido tras el supuesto secuestro, ya que el tiempo que empleó no es el que habitualmente se tarda en recorrer los 160 kilómetros que separan la localidad costera de La Pesca y Ciudad Victoria, capital del estado y donde residía la pareja. Además, el posterior seguimiento del móvil de Fernández también desmonta el itinerario que siguió según su versión del rapto cometido por dos jóvenes armados. Así, las pesquisas policiales revelaron después otra zona de búsqueda, donde finalmente hallaron el cadáver de la mujer.

La muerte de Pilar, según la autopsia, se produjo tras un golpe en la nariz que le hizo perder el equilibrio. La víctima cayó sobre una superficie dura y se golpeó en la región occipital del cráneo. Una vez en el suelo, su esposo la estranguló, presuntamente, y por eso el cadáver presentaba una fractura del hueso hioides a la altura de la tercera y cuarta vértebra cervical. Respecto al móvil del crimen, la policía sospecha que la pareja podría haber discutido porque ella quería volver a España para abrir un negocio, aunque su marido respondió ante el juez que desconocía este extremo.

Mientras el presunto homicida pasa sus primeras horas entre rejas, a miles de kilómetros de distancia, en Massalavés, Raquel Garrido, hermana de Pilar y portavoz de la familia, pide cautela y asevera que está a la espera de tener pruebas concluyentes. Raquel puso como ejemplo de la falta de sospechas hacia Fernández que, hasta el momento de su detención, «mi madre estaba viviendo en su casa con él y con el hijo (de apenas un año de edad) de Jorge y Pilar».

Quien sí manifestó sus dudas sobre la inocencia del único detenido fue el padre de la víctima, Ramón Garrido, quien afirmó a La Sexta que las explicaciones de Fernández no eran «una cosa creíble ni normal» en referencia al secuestro que denunció, sin petición de rescate, ante la policía azteca. Además, el estrangulamiento no suele ser el método empleado por las bandas de criminales mexicanos para acabar con la vida de sus víctimas.

El padre de Raquel añadió que un posible hecho relacionado con el crimen sería el viaje que su hija tenía previsto realizar a España el pasado 24 de julio. La familia de Pilar se plantea ahora pedir la custodia del menor tras este nuevo escenario con su madre fallecida y su padre en prisión preventiva.

Más

Fotos

Vídeos