Dos ahogados en Alicante elevan a 37 las muertes en las playas de la Comunitat

Un socorrista, en la playa de El Saler / J. MONZó
Un socorrista, en la playa de El Saler / J. MONZó

Un hombre y una mujer fallecen en Guardamar del Segura y dos menores son rescatados en Torrevieja en un verano con cifras alarmantes

M. GUADALAJARA VALENCIA.

El litoral valenciano vuelve a enmarcar la tragedia este verano. Las cifras de muertes por ahogamiento siguen aumentando en las playas de la Comunitat, que ascienden por tercer año consecutivo. La jornada de ayer vuelve a dejar dos fallecidos en la playa de Tossals, en Guardamar del Segura.

La alerta la recibieron a las 10 de la mañana en el Centro de Información y Coordinación de Urgencias, CICU, avisando de otro posible caso de ahogamiento. Un hombre y una mujer fueron localizados en la playa de Tossals de Guardamar del Segura, cuando ya llevaban horas sin vida. Los servicios de urgencias solo pudieron confirmar el fallecimiento de la pareja.

«Tenemos que evitar que el disfrute termine en tragedia», alerta el vicepresidente de Cruz Roja, Pedro Redón, que fue precisamente lo que le ocurrió a este matrimonio que se encontraba de vacaciones. Se alojaban en un camping situado a unos 500 metros del lugar y tenía dos hijos menores, uno de 14 y otro de 11 años, quedaron bajo la tutela de los servicios sociales municipales a la espera de que sus familiares se hagan cargo.

Las alertas son cada vez mayores, pero también los riesgos por las imprudencias que los bañistas cometen, pese a las advertencias de los servicios de vigilancia y las información que ofrecen las banderas. «No hay que tomarse a la ligera los colores que marcan las banderas y las advertencias de los socorristas», explica Redón, y recuerda que «si no hay vigilancia en la playa es mejor no bañarse; es mucho mejor respetar los horarios de los operativos y los servicios de ayuda para evitar incidentes».

De este modo podrían evitarse sucesos como el que ocurrió ayer en Torrevieja, en el que dos jóvenes se bañaban en la Cala la Higuera, en Torrevieja, a pesar de ondear la bandera roja

Los menores, de 11 y 14 años tuvieron que ser rescatados, gracias a la intervención de dos guardias civiles. Al menos a cincuenta metros de la orilla, a la una del medio día, los dos jóvenes estaban en el mar tratando de alcanzar la arena. Continuaban nadando sin poder combatir el fuerte oleaje que, en la jornada de ayer hubo en toda la zona.

Agentes de la Guardia Civil que observaron la situación, avisaron a los socorristas, al tiempo que uno de ellos se lanzó al agua para calmarles, hasta que llegó una patrulla de la Policía Local de Torrevieja, que había sido alertada y se encontraban cerca de la cala, a bordo de una lancha.

Los dos niños pudieron ser rescatados gracias a que había agentes cerca, por ello organizaciones como Cruz Roja insisten en obedecer a las indicaciones, al tiempo que los datos del informe de la Federación de Salvamento y Socorrismo dejan constancia de que la mayoría de los casos de ahogamiento que han ocurrido este año han sido, precisamente, cuando no había servicio de vigilancia en la playa. Unas advertencias que pueden evitar que las cifras continúen en aumento.

Fotos

Vídeos