Un acoso machista con 6.000 mensajes

Un policía local del grupo GAMA junto a un cartel que anima a las víctimas a denunciar. / lp
Un policía local del grupo GAMA junto a un cartel que anima a las víctimas a denunciar. / lp

Una víctima de violencia de género guarda en su móvi las pruebas contra su expareja La policía detuvo al maltratador psicológico y la juez le impuso una orden de alejamiento tras un juicio rápido con sentencia de conformidad

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

Una víctima de violencia machista ha logrado librarse del acoso de su expareja tras pedir ayuda a la Policía Local de Valencia, denunciar al maltratador psicológico y declarar contra el individuo en el juicio rápido que se celebró al día siguiente. La mujer de 41 años recibió en el mes de octubre hasta 6.000 mensajes de WhatsApp, muchos de ellos amenazantes y vejatorios, enviados por el hombre que había sido su novio durante un año.

Tras cortar la relación el pasado mes de abril, ella rehizo su vida sin pareja y él no aceptó la ruptura como prueban algunas de las frases que escribió. Preocupada por las amenazas de su exnovio y cansada de tanto acoso por WhatsApp, la mujer acudió la semana pasada al retén de la Policía Local de Benicalap para pedir asesoramiento. Un agente del Grupo de Ayuda a los Malos Tratos (GAMA) le aconsejó sobre el procedimiento que debía seguir: presentar una denuncia en una comisaría de la Policía Nacional con todas sus consecuencias jurídicas. El protocolo para proteger a la mujer se inició de inmediato, con el acompañamiento incluso del policía local hasta la comisaría de Exposición, para que la víctima denunciara a su excompañero sentimental por los delitos de amenazas y acoso.

Tras un rápido análisis de la aplicación de WhatsApp, los agentes extrajeron del teléfono móvil de la mujer e imprimieron varios centenares de mensajes que ella había recibido durante el mes de octubre. Todos los envió su exnovio, como confesó en el juicio rápido, y sirvieron como prueba para que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Valencia acordara una orden de alejamiento de 300 metros.

Antes de celebrarse la vista, la policía detuvo al acosador el pasado lunes y le informó de sus derechos y obligaciones. El hombre arrestado tiene antecedentes policiales por maltratar a su madre y a otra pareja, según informaron fuentes jurídicas. Tras mostrarle los mensajes de acoso impresos, que ocuparon 85 folios, el individuo reconoció los hechos y aceptó una condena de 40 días de trabajos en beneficio de la comunidad. La orden de alejamiento prohíbe al hombre acercarse a menos de 300 metros de distancia de su exnovia durante dos años, así como enviarle mensajes o llamarla por teléfono.

Un novio muy celoso

La víctima explicó a la policía que había roto la relación con su novio porque era muy celoso y posesivo, pero el hombre siguió contactando con su expareja mediante llamadas telefónicas y mensajes intimidatorios que le enviaba casi todos los días, incluso a altas horas de la madrugada, y llegó a presentarse en el establecimiento comercial donde trabaja la mujer, una peluquería de Valencia, para comprobar si ella estaba allí.

Las mismas fuentes jurídicas señalaron que el detenido amenazó en un mensaje con matar a su exnovia si no volvía con él. Este acoso hizo que la mujer viviera con miedo, motivo por el cual precisó de la ayuda de un agente del grupo GAMA, especializado en este tipo de delitos de violencia de género, para formalizar la denuncia, según informaron ayer fuentes de la Policía Local de Valencia.

Fotos

Vídeos