Las Provincias

Cuatro detenidos por la muerte y desaparición de un hostelero en Albacete

Jesús Lorenzo.

Jesús Lorenzo.

  • El cadáver se ocultó durante una semana en la cámara frigorífica de un pub

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas por su presunta relación con la violenta muerte y posterior desaparición de Jesús Lorenzo, un hostelero de Albacete de 37 años que fue visto por última vez con vida en febrero de este año. Restos de su cadáver fueron hallados el pasado mes de mayo en una finca de Viveros (Albacete), propiedad de la familia de su socio, que es uno de los cuatro detenidos. Los otros tres son el padre del socio, que habría ayudado a su hijo a deshacerse del cuerpo sin vida de Jesús Lorenzo, y dos familiares más a quienes se acusa de encubrimiento.

Cadáver en el frigorífico

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha aportado más detalles este martes acerca de este suceso. Según los investigadores, Jesús y su socio también se dedicaban al menudeo de drogas. El pasado 2 de febrero, cuando ambos se encontraban en el pub que regentaban en la calle Tinte de la capital albaceteña se inició una fuerte discusión que acabó con la muerte de Jesús. Su socio decidió ocultar rápidamente el cadáver y lo introdujo en una cámara frigorífica del local de copas. Allí lo mantuvo a lo largo de una semana, tiempo en el que el pub estuvo abierto al público.

Más tarde trasladó el cadáver a una finca familiar del pequeño pueblo de Viveros, situado a 80 kilómetros de la ciudad de Albacete. En esta finca primero lo ocultó en el maletero de un coche abandonado y después quemó el cuerpo durante un día entero antes de enterrarlo en el huerto con la ayuda de su padre.

Tras estas cuatro detenciones, la Policía ha podido recuperar el coche en el que escondieron el cadáver y localizar las zonas de la finca donde el cuerpo sin vida de Jesús Lorenzo fue quemado y enterrado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate