Las Provincias

Un hombre acuchilla a su mujer en Alaquàs delante de su hijo de 10 años

  • La víctima declaró ante el juez que su marido la apuñaló porque aumenta su agresividad cuando sufre una bajada de azúcar

Un hombre de 45 años asestó una cuchillada a su mujer que le perforó un pulmón tras un extraño episodio de violencia de género en el domicilio familiar, donde se encontraba un niño de 10 años, hijo de la pareja, que salió corriendo y pidió auxilio en un bar de Alaquàs. El agresor ingresó en prisión tras ser detenido por la policía, y la víctima se recupera ya en su casa de la grave puñalada tras cuatro intervenciones quirúrgicas.

Los violentos hechos ocurrieron el pasado 5 de mayo en una vivienda de Alaquàs. La mujer declaró en el juzgado que su marido se transforma y se convierte en un hombre muy violento cuando sufre una bajada de azúcar o hipoglucemia, un estado patológico que se produce cuando el nivel de glucosa en la sangre se encuentra en niveles anormalmente bajos, y esto habría desencadenado el brutal acuchillamiento, según la versión de la víctima y del propio agresor.

Ambos manifestaron que no hubo ninguna discusión previa ni motivo aparente para que el hombre enfureciera y agrediera con un cuchillo de cocina a su esposa. Ella también aseguró que su marido nunca antes le había pegado, aunque reconoció que sí que la insultaba con frecuencia cuando su nivel de azúcar en sangre era muy bajo.

El detenido pasó a disposición del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer número 1 de Torrent, que decretó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el hombre ante el riesgo de que vuelva a agredir a su esposa, según informaron fuentes policiales.

La víctima explicó al juez que su marido irrumpió en el dormitorio cuando ella dormía la siesta y empezó a insultarla sin motivo. La mujer se despertó, intentó tranquilizarlo y le dijo que tomara azúcar, pero el hombre cogió un cuchillo y agredió a su esposa. Primero le intentó clavar el arma en una pierna y luego le asestó una cuchillada en el pecho. El hijo de la pareja, un niño de 10 años, salió corriendo para pedir auxilio y entró en un bar donde conocían a sus padres.

El dueño del establecimiento y dos vecinos acudieron a la vivienda y taponaron la herida de la mujer hasta que llegaron varias patrullas policiales y el SAMU. Fueron momentos de gran tensión y nerviosismo en los que se temía por la vida de la víctima. El agresor no ofreció resistencia cuando fue detenido por la policía.

Según informaron las mismas fuentes policiales, el hombre no tiene antecedentes por violencia de género. El detenido fue reconocido por el forense de guardia antes de prestar declaración en el juzgado de Torrent, pero el médico no certificó que la hipoglucemia causara la agresividad de la persona ahora encarcelada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate