Las Provincias

Condenado un protésico por ejercer de dentista en Gandia

  • La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado al hombre al pago de una multa de 1.800 euros

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a un hombre, protésico dental, al pago de una multa de 1.800 euros por ejercer de dentista en un local de Gandia que no contaba con los controles ni las garantías sanitarias adecuadas, según informó el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV). El protésico ha sido condenado por un delito de intrusismo profesional, ya que trataba a pacientes en su taller ubicado en Gandia pese a no disponer del necesario título de dentista.

El propietario de este laboratorio de prótesis fue denunciado por el ICOEV tras recibir varias quejas. Los hechos se remontan a 2012, cuando el falso dentista trató a un paciente. El intruso le diagnosticó, le tomó medidas sobre la boca y le colocó una prótesis esquelética a pesar de carecer de la titulación académica legalmente exigida. El presidente del ICOEV, Enrique Llobell, recordó ayer que el protésico no puede prestar una asistencia dental. «Al igual que un fabricante de prótesis de cadera ni toma medidas al paciente ni le coloca la misma, en el caso del protésico dental es lo mismo. Es un fabricante de prótesis y no puede tener contacto asistencial con el paciente», aseveró Llovell.