Las Provincias

Cae una banda de atracadores y traficantes de hachís con destino a Lituania

  • El grupo desarticulado asaltaba supermercados, entidades bancarias y gasolineras

Siete presuntos miembros de una banda dedicada a cometer atracos en la costa mediterránea española y al tráfico de hachís desde España a Lituania han sido detenidos en Orihuela, Alicante y San Javier (Murcia) en una operación conjunta desarrollada por la Policía Nacional y la Guardia Civil.

El grupo desarticulado, cuyos miembros son originarios de Lituania y Ucrania, atracaba supermercados, entidades bancarias y gasolineras para conseguir dinero con el que luego compraba la droga que la trasladaba, oculta en vehículos de alta gama, hasta Lituania para venderla.

La organización estaba asentada en la zona sur de Alicante, actuaba con gran movilidad y estudiaba meticulosamente sus asaltos, que perpetraba con armas, según un comunicado del Ministerio del Interior.

Una vez escogían el lugar y tenían clara la franja horaria para cometerlo, tres de ellos, siempre encapuchados y con un arma de fuego, accedían a los establecimientos y llevaban a cabo el atraco, mientras otro esperaba en las inmediaciones a bordo de un vehículo con el que finalmente emprendían la huida.

Los arrestados están acusados de ser, al menos, los presuntos autores del atraco a un supermercado en Alicante finales del año pasado, a una gasolinera en San Vicente del Raspeig (Alicante) en 2014 y a una sucursal financiera en la localidad alicantina de Agost en enero de 2016, donde se apoderaron, en total, de unos 144.000 euros.

La organización mantenía un entramado "multidelincuencial" dedicado a los robos con violencia y al tráfico de drogas, concretamente hachís, del que se abastecía en las provincias de Almería y Málaga.

Posteriormente transportaba la droga, vía Alicante y escondía en vehículos de alta gama, a Lituania.

El grupo disponía de conexiones en aquel país, desde donde otros miembros de la banda se encargaban de captar compradores de la droga que recibían procedente de España.

Además, los integrantes de la organización que residían en Lituania venían a nuestro país a cometer los hechos delictivos y volvían rápidamente a su país.

La banda había alquilado un bungaló en la provincia de Almería para trasladar su base de operaciones a esa zona con el propósito de poder adquirir grandes cantidades de hachís de un modo más sencillo.

Los investigadores comprobaron también que los sospechosos preparaban la compra de una importante cantidad de esa droga para llevarla a Lituania en dos vehículos que han sido intervenidos en un registro practicado en Almería.

A los siete arrestados -seis hombres y una mujer- se les imputan los delitos de robos con violencia con arma de fuego, tráfico de drogas, falsedad documental, contra la seguridad vial y pertenencia a organización criminal.

Los agentes han practicado siete registros domiciliarios en las provincias de Alicante y Almería, en los que se han incautado de seis vehículos de alta gama, 300 gramos de hachís, 3.850 euros en metálico, prendas de vestir utilizadas en los asaltos, teléfonos móviles, ordenadores, geolocalizadores, múltiples tarjetas SIM y documentación falsa, entre otros efectos.