Las Provincias

Roban a familiares de su mismo edificio descolgándose por la ventana

  • Los delitos los cometían en el mismo edificio en el que vivían, siendo alguno de los domicilios de sus familiares

Agentes de la Policía Nacional han esclarecido cinco robos con fuerza en domicilios de Gandia mediante el método del escalo y han detenido a dos hombres de 52 años, de origen español. En uno de los robos uno de los detenidos fue sorprendido por el morador, por lo que huyó rápidamente no sustrayendo nada. Los agentes recuperaron un broche en forma de paraguas que había sido sustraído de uno de los domicilios que fue entregado a su propietaria.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías de un robo con fuerza cometido en un domicilio de Gandia cuando su propietario se encontraba en su interior que al escuchar unos ruidos se levantó y vio la sombra de una persona en el pasillo. Éste al percatarse de su presencia salió corriendo no sustrayendo nada.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que el autor habría accedido al domicilio descolgándose por el patio interior a través del piso superior o de la terraza, ya que había signos de forzamiento en la ventana corredera de la cocina que daba al patio.

En el transcurso de las investigaciones, los policías tuvieron conocimiento de otro robo con fuerza en otro domicilio del mismo edificio, al que habrían accedido usando el mismo modus operandi, sustrayendo entre otros efectos un televisor y unos broches.

Los policías averiguaron la identidad del sospechoso y tras ser localizado fue detenido como presunto autor de dos robos con fuerza.

Días después a que se cometieran los robos, los agentes averiguaron que el sobrino de la víctima habría intentado vender una serie de broches de bisutería en una casa de compraventa y al abandonar la misma, se le cayó uno de los broches en forma de paraguas por lo que tras diversas comprobaciones los policías averiguaron que pertenecía al domicilio en el que se produjo el segundo robo.

Parece ser que días antes en el mismo establecimiento trató de vender un televisor, y al no conseguirlo lo vendió en otro.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes se dirigieron al domicilio del sobrino de la víctima donde fue detenido.

Finalmente, los policías averiguaron que en el edificio en el que vivía el primer detenido se habían producido tres robos con fuerza utilizando el mismo modus operandi, así como que en algunos de ellos estaban sus moradores dentro. Uno de los domicilios era el de la hermana del ahora detenido en el que se apoderó de unos 500 euros, 300 de los cuales guardaba en el marco de una fotografía.

Los detenidos, con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate