Las Provincias

Tres años de prisión por romper 4 dientes a un vecino discapacitado que le hizo el saludo nazi

  • El agresor dio un puñetazo en la boca a la víctima cuando acudió a comprar hielo a una gasolinera junto a una discoteca

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a tres años de prisión a un hombre que pegó un puñetazo en la boca a otro y le rompió cuatro dientes en las inmediaciones de una discoteca en la Vall d'Uixó (Castellón). Durante la investigación se puso de manifiestao que la víctima era un vecino del condenado y que tiene una discapacidad psíquica, en concreto, un "trastorno esquizoafectivo"

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), la Sala le considera culpable de un delito de lesiones, aprecia la atenuante de dilaciones indebidas y le impone además la obligación de indemnizar a la víctima con 4.250 euros.

El fiscal pedía para el acusado cinco años de cárcel por un delito de lesiones con deformidad y el pago de casi 8.000 euros en concepto de indemnización por el daño causado a la víctima.

Los hechos sucedieron el día de Navidad de 2013 en las inmediaciones de una discoteca de La Vall d'uxò cuando el condenado fue a comprar hielo a una gasolinera cercana al establecimiento y encontró a un conocido.

Éste le saludó con una extensión de brazo al estilo nazi, señala el fallo. El ahora condenado le advirtió de que no lo volviera a hacer, le dio un puñetazo en la boca y le tiró al suelo y como consecuencia del golpe le rompió cuatro dientes.

El agredido necesitó tratamiento odontológico para reconstruir la dentadura, que le costó más de 3.000 euros, recoge la sentencia.