Las Provincias

Detenida una cuidadora de ancianos por haberles sustraído 4.000 euros en joyas y dinero en Sant Vicent del Raspeig

Detenida una cuidadora de ancianos por haberles sustraído 4.000 euros en joyas y dinero en Sant Vicent del Raspeig
  • La mujer, de 43 años, se hizo con la tarjeta bancaria y con el código pin y realizó once ventas de material sustraído

La Guardia Civil ha detenido en Sant Vicent del Raspeig a una mujer española, de 43 años, vecina de esa misma localidad, como la autora de una serie de sustracciones de joyas y dinero al matrimonio de ancianos del que cuidaba, de 85 años. La detenida, que ha llegado a obtener unos beneficios cercanos a los 4.000 euros en unos pocos meses, ha reconocido los hechos, alegando estar atravesando ciertas dificultades económicas. Ha quedado a disposición judicial, en libertad provisional con cargos.

A finales del pasado mes de enero, la Guardia Civil de Sant Vicent del Raspeig tuvo conocimiento de una denuncia de una persona, en representación de un matrimonio de 85 años de edad, ambos en estado prácticamente vegetativo, quien comunicaba a los Agentes una serie de robos que habían sufrido los ancianos.

Al parecer, echaban en falta las joyas del domicilio, así como también se habían percatado de extracciones de dinero de su cuenta bancaria, por un importe de 800 euros.

Los Agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Sant Vicent se hicieron cargo rápidamente del caso y, tras numerosas gestiones de averiguación, lograron identificar a la persona autora de estas sustracciones.

Gracias al visionado de las cámaras de seguridad de las diferentes oficinas bancarias donde se realizaron los extractos, así como al resultado obtenido de las numerosas entrevistas realizadas con las diversas tiendas de compra-venta de oro del municipio y alrededores, se pudo confirmar que la autora de estos hechos era la mujer que cuidaba del matrimonio de ancianos.

La cuidadora, una española de 43 años, vecina de esa misma localidad, llevaba unos 5-6 meses al cuidado de los ancianos y habría localizado la tarjeta bancaria de la anciana obteniendo, a través de las conversaciones mantenidas entre ambas, a priori, conversaciones triviales, las habituales del día a día, el número pin de la misma.

Las diferentes extracciones bancarias ascienden a los 800 euros, mientras que las joyas sustraídas del domicilio y vendidas posteriormente, en establecimientos de compra-venta de oro, ascienden a los 3.000 euros, en un total de 11 ventas diferentes por parte de la cuidadora de confianza, aunque el valor real estimado es notoriamente superior al obtenido en dichas ventas, no tanto por su valor de mercado, sino por la antigüedad de las piezas, las cuales fueron reconocidas fotográficamente, sin ningún género de dudas, por los familiares más allegados del matrimonio perjudicado.

Dichas joyas no han podido ser recuperadas, ya que fueron vendidas por la autora de las sustracciones entre agosto y noviembre del pasado año 2016, siendo, por tanto, imposible su recuperación.

Por todo esto, la cuidadora ha sido detenida por un delito de hurto y por otro de estafa. Tras prestar declaración en dependencias de la Guardia Civil, ha reconocido los hechos que se le imputan, alegando estar atravesando dificultades económicas.

La detenida ha quedado a disposición judicial, en libertad provisional con cargos.