Las Provincias

La Guardia Civil rescata a cinco accidentados en la A-35 que quedaron aturdidos tras chocar

  • Dos menores y tres adultos que viajaban en sendos vehículos corrían el riesgo de provocar un choque en cadena

Un Guardia Civil de Cárcer ha conseguido auxiliar a cinco personas que habían sufrido un accidente en la autovía A-35 en una zona próxima al límite con la provincia de Albacete y evitaron que se produjeran mayores consecuencias ya que estaban aturdidos.

Gracias a la intervención del agente y de un grupo de militares que se dirigían de maniobras a Chinchilla, el pasado lunes, se pudo auxiliar a estas personas que podrían haber sufrido consecuencias mayores si no se hubiera actuado con rapidez debido a la posibilidad de un choque en cadena.

El Guardia Civil se dirigía a la población de Almansa por la autovía A-35 cuando se encontró, sobre las 14:40 horas, con dos turismos que habían colisionado, uno situado en el arcén de la carretera y otro, con ocupantes en su interior, en la mediana de la misma contra la que había chocado.

En el vehículo que se encontraba en el arcén había dos ocupantes, una mujer y su bebé de pocos meses, y en el segundo vehículo había una mujer con sus dos hijos, uno mayor de edad que era el que conducía y el segundo discapacitado.

Tras comprobar que se encontraban dos vehículos de militares que se trasladaban de maniobras, el agente estacionó su vehículo y ayudó a auxiliar a las víctimas.

Inmediatamente, se avisó al servicio de urgencias el 112, COTA el Puesto de Almansa, y se extrajo a los heridos de sus turismos sin tener que lamentar heridos graves, a pesar de que el estado de la carretera era peligroso por el granizo y el hielo.

Tres de los heridos fueron trasladados en ambulancia al hospital de la población de Almansa y los otros dos fueron trasladados por el agente en su vehículo particular un entro hospitalario.

Gracias a la determinación con la que actuaron el agente y los militares se pudo auxiliar a estas personas y evitar consecuencias mayores, ya que estas personas se encontraban muy nerviosas en el interior del los vehículos sin saber muy bien qué hacer.